• NOTICIAS

Irán debe anular las condenas dictadas en el “juicio espectáculo” posterior a las elecciones

Amnistía Internacional ha instado a las autoridades iraníes a anular la condena de 15 años de prisión impuesta a un intelectual iraní-estadounidense por su presunta participación en las protestas posteriores a las elecciones presidenciales de junio. Kian Tajbakhsh, científico social y experto en planificación urbana, fue condenado el 20 de octubre por el Tribunal Revolucionario de Teherán tras un juicio colectivo celebrado contra más de un centenar de personas acusadas de organizar las protestas. “El ‘juicio espectáculo’ que hasta el momento ha conducido al encarcelamiento de Kian Tajbakhsh y de varios periodistas y políticos reformistas, así como a la imposición de al menos cuatro condenas de muerte, fue flagrantemente injusto, una parodia de la justicia”, ha manifestado Malcolm Smart, director del Programa para Oriente Medio y el Norte de África de Amnistía Internacional. Los medios de comunicación han informado de que entre los cargos formulados contra Tajbakhsh se encontraban los de espionaje, cooperación con un gobierno enemigo, y actuar contra la seguridad nacional. Cargos similares fueron los que se formularon contra la periodista estadounidense-iraní Roxana Saberi, condenada originalmente a ocho años de cárcel en abril. Esta periodista quedó en libertad en mayo, tras las protestas nacionales e internacionales en torno a su detención. Tajbakhsh estuvo detenido varios meses en 2007. Fue acusado formalmente de “actuar contra la seguridad del Estado mediante labores de propaganda y espionaje para extranjeros”. Quedó en libertad en septiembre de 2007. “Las autoridades deben agradecer la labor que realizan los intelectuales respecto al desarrollo de la vida política y social de su país, en lugar de encerrarlos por cargos falsos”, ha manifestado Malcolm Smart. “Parece que Kian Tajbakhsh ha sido procesado a causa de su doble nacionalidad y su labor académica, y nuestra organización lo considera preso de conciencia.” Amnistía Internacional ha pedido a las autoridades iraníes que anulen de inmediato todas las condenas dictadas tras el juicio colectivo y que pongan en libertad a todas las personas detenidas en relación con él, a menos que sean juzgadas con todas las garantías, por delitos comunes reconocibles.