• NOTICIAS

Las fuerzas egipcias matan a tiros a cuatro migrantes cerca de la frontera con Israel

Las fuerzas de seguridad egipcias mataron a tiros a cuatro hombres que trataban de cruzar la frontera con Israel el martes, 8 de septiembre. También resultaron heridas otras dos personas en el incidente con más víctimas de este año en la zona fronteriza del desierto del Sinaí.

Amnistía Internacional ha pedido a las autoridades egipcias que ejerzan mayor control sobre sus fuerzas en la frontera con Israel e impidan que disparen y maten a los migrantes que tratan de cruzarla.

“Ya es suficiente. Este incidente es una prueba más, si es que hacía falta alguna, de que las autoridades egipcias aún tienen que orientar a sus fuerzas sobre la forma de evitar matar migrantes que tratan de cruzar la frontera”, ha dicho Malcolm Smart, director del Programa Regional para Oriente Medio y el Norte de África de Amnistía Internacional. “Las autoridades deben ejercer mayor control sobre sus fuerzas en la frontera y retirarles su licencia para matar”.

En lo que va de año, las fuerzas de seguridad egipcias han matado al menos a 11 personas que trataban de cruzar la frontera con Israel. Al menos otras 11 han resultado heridas, en algunos casos de extrema gravedad. Estas cifras incluyen las víctimas del incidente del martes.

Miles de personas –refugiados, solicitantes de asilo y migrantes– en su mayoría de Sudán y Eritrea, así como de otras partes del África subsahariana, tratan cada año de cruzar la frontera entre Egipto e Israel.

Estas personas corren el peligro de morir tiroteadas por los guardias de fronteras de Egipto, que al parecer siguen sin recibir la formación adecuada para manejar estas situaciones y suelen recurrir a medidas letales de fuerza en vez de intervenir de otra forma, a pesar de que el número de víctimas crece constantemente.

No se sabe que se haya realizado ninguna investigación sobre los incidentes de disparos y rara vez se dan a conocer los nombres y la nacionalidad de las víctimas, algunas de las cuales es posible que no llevaran documentos de identificación.

Amnistía Internacional insta a las autoridades egipcias a que abran una investigación sobre los homicidios de migrantes, refugiados y solicitantes de asilo en la frontera, aclaren las circunstancias concretas en las que los agentes de seguridad de fronteras tienen autorización para utilizar armas de fuego y se aseguren de que estas instrucciones se ajustan a las normas internacionales de derechos humanos.

Al menos 28 personas, la mayoría de nacionalidad sudanesa y eritrea, murieron a tiros, y decenas resultaron heridas y luego fueron detenidas tratando de cruzar a Israel sin permiso oficial en 2008.

El uso de medios letales, que comenzó a mediados de 2007, puede ser consecuencia de la presión de Israel sobre Egipto para que este país reduzca la afluencia de personas que cruzan la frontera a su territorio sin autorización.

Según el ACNUR, en Egipto viven entre dos y tres millones de ciudadanos sudaneses. La mayoría de ellos son migrantes, pero también hay miles de refugiados que huyen de la persecución en Sudán.