• NOTICIAS

El primer ministro de la región del Kurdistán iraquí expresa su firme compromiso con los derechos humanos

El primer ministro de la región del Kurdistán iraquí, Nechirvan Barzani, expresó un firme compromiso con los derechos humanos en una reunión que mantuvo con Amnistía Internacional el jueves, 23 de abril de 2009, en la ciudad de Erbil.

Amnistía Internacional ha visitado la región del Kurdistán tras la publicación, la semana pasada, de su informe titulado Hope and Fear: Human rights in the Kurdistan Region of Iraq.

Según el informe, las fuerzas de seguridad de la región autónoma del Kurdistán, en Irak, actúan sin respetar el Estado de derecho y abusan habitualmente de su autoridad. En el informe se detallan muchos casos de personas detenidas arbitrariamente por los agentes de la Asayish (seguridad), algunas de las cuales fueron torturadas o víctimas de desaparición forzada.

En la reunión, el primer ministro Barzani afirmó que se estaba elaborando una nueva ley para que la Asayish rinda cuentas ante el Consejo de Ministros, si bien el calendario de esta medida no estaba todavía claro.

El primer ministro dijo a Amnistía Internacional que había leído personalmente el informe y había ordenado que se distribuyeran sus recomendaciones entre las autoridades de los centros de detención y los ministerios del gobierno. El primer ministro aseguró también su determinación de hacer que la Asayish y demás agencias de seguridad rindan plenamente cuentas de acuerdo con la ley.

En el informe de Amnistía Internacional se describen mejoras recientes, como la puesta en libertad, en 2008, de centenares de personas recluidas desde hacía largo tiempo por motivos políticos y la aprobación de reformas jurídicas que afectan a la condición de las mujeres y a la libertad de los medios de comunicación.

El primer ministro aseguró a la organización que tanto él como su gobierno están comprometidos con los esfuerzos por acabar con los delitos cometidos por motivos de “honor” y garantizar que las mujeres reciben protección efectiva contra la violencia, incluida la ejercida en el ámbito de la familia.

"El Gobierno Regional del Kurdistán ha tomado positivas medidas en materia de derechos humanos en los últimos años”, señaló Malcolm Smart, director del Programa para Oriente Medio y el Norte de África de Amnistía Internacional y jefe de la delegación enviada por la organización a la región del Kurdistán.

“En particular ha emprendido acciones concretas para combatir la violencia contra las mujeres, lo cual nos parece muy alentador. Al mismo tiempo, hemos hecho hincapié en la necesidad de garantizar que los defensores de los derechos humanos de las mujeres participan plenamente en todas las etapas de la elaboración y aplicación de políticas para poner fin a la violencia y la discriminación contra las mujeres y las niñas y aumentar sus oportunidades en la vida.”