• NOTICIAS

Aumentan las voces que reclaman la excarcelación de la periodista iranoestadounidense

Se pide a Irán que libere a la periodista iranoestadounidense Roxana Saberi, condenada la semana pasada a ocho años de cárcel por espionaje.

"Roxana Saberi debe quedar de inmediato en libertad incondicional salvo que las autoridades iraníes puedan aportar pruebas convincentes de que ha cometido un delito común reconocible" ha manifestado Hassiba Hadj Sahraoui, directora adjunta del Programa Regional de Amnistía Internacional para Oriente Medio y el Norte de África.

"Tememos que, con su encarcelamiento, esté siendo un peón de ajedrez en las relaciones entre Irán y Estados Unidos.”

El padre de Saberi, Reza, ha afirmado que a su hija la engañaron para que hiciera una confesión, posiblemente durante las cinco semanas de reclusión en que no tuvo acceso a un abogado, después de que los investigadores le dijeran que si cooperaba quedaría en libertad. En el juicio se retractó de esas confesiones.

Roxana Saberi, que nació en Estados Unidos pero ha vivido en Irán los últimos seis años, fue declarada culpable de “espionaje” el 18 de abril tras un juicio a puerta cerrada.

Fue detenida el 31 de enero de 2009 y recluida en la prisión de Evin, en Teherán, donde son comunes los informes de tortura y malos tratos a detenidos.

Saberi se enfrentó inicialmente a una acusación mucho menos grave, la de comprar alcohol, y posteriormente a la de ejercer como periodista sin credenciales de prensa válidos.

Poco después se presentó en su contra la acusación de espionaje; el Tribunal Revolucionario la juzgó a puerta cerrada y la condenó. No se han dado a conocer las pruebas sobre espionaje.

Su abogado ha manifestado la intención de presentar un recurso contra la declaración de culpabilidad y la condena. El presidente de la magistratura de Irán ha escrito también a la judicatura de Teherán para manifestar que “en el proceso de apelación se deben considerar las distintas dimensiones de este caso, incluidos los elementos materiales y morales del delito, con detenimiento e imparcialidad y sin dilación”.

“El hecho de que Roxana Saberi se haya enfrentado a sucesivos cambios de acusación desde el momento de su detención hasta su juicio indica que las autoridades iraníes buscaban cualquier excusa para detenerla” afirmó Hassiba Hadj Sahraoui. 

"También hemos señalado la declaración del presidente Ahmadineyad, según la cual ha dado instrucciones al fiscal general de Teherán para que garantice el pleno respeto de los derechos jurídicos de Roxana Saberi a fin de que pueda defenderse, lo cual parece un reconocimiento tácito de un hecho que Amnistía Internacional lleva años poniendo de relieve: que en Irán es muy difícil conseguir justicia.”

“Si, como parece, Roxana Saberi ha sido encarcelada únicamente por motivos políticos basados en las relaciones de Irán con Estados Unidos, o a causa del ejercicio pacífico de su derecho a la libertad de expresión reconocido internacionalmente, entonces se trata de una presa de conciencia y debe ser liberada de inmediato y sin condiciones. Confiamos en que, en este caso al menos, se haga justicia en el proceso de apelación.”