• NOTICIAS

El gobierno malaisio suspende periódicos opositores en una oleada represiva

El lunes 23 de marzo entró en vigor la suspensión durante tres meses de dos periódicos de la oposición ordenada por el Ministerio del Interior. Las suspensiones forman parte al parecer de una oleada represiva orquestada por el gobierno contra presuntos adversarios políticos, desde blogueros a asistentes a mítines y parlamentarios de la oposición. En virtud de la Ley de Imprentas y Editoriales promulgada en 1984 se han suspendido los periódicos Harakah, vinculado al Partido Islámico Pan-Malaisio (PAS), y Suara Keadilan, dependiente del Partido Keadilan. Las suspensiones se han producido justo un día antes de que diera comienzo la asamblea general anual de la Organización Nacional de Malaisia Unida, formación política actualmente en el poder. Se espera que en la asamblea el viceprimer ministro Najib Tun Razak sea elegido presidente del partido antes de su previsto nombramiento como primer ministro la semana próxima. El partido denegó al menos a seis publicaciones la acreditación necesaria para cubrir el congreso. En realidad, la suspensión de los dos periódicos es una medida más del gobierno para silenciar al 37 por ciento de malaisios que votaron a partidos de la oposición en las elecciones generales celebradas en 2008. Amnistía Internacional ha pedido al gobierno malaisio y en concreto al primer ministro entrante, Najib Tun Razak, que no criminalicen la libertad de expresión. También el lunes, durante un mitin celebrado en Bukit Selambau, localidad situada en el estado septentrional de Kedah, la policía lanzó sin advertencia previa gases lacrimógenos y agua mezclada con productos químicos contra los asistentes al acto, entre los que se encontraban niños y niñas. Los congregados habían ido a escuchar al dirigente de la oposición Anwar Ibrahim durante la campaña de unas elecciones parciales que se van a celebrar en dicho estado. Según los informes, se detuvo a alrededor de 31 personas, pero se las puso en libertad al día siguiente. A mediados de marzo se acusó también formalmente a ocho personas de criticar al sultán del estado de Perak en Internet. El 16 de marzo, concretamente, el empresario Fuad Ariff Abdul Rashid y su esposa, la abogada Fatimah Maisurah Abdullah, fueron acusados formalmente de sendos delitos relacionados con el envío de comentarios críticos con el sultán al sitio web oficial del mandatario. Anteriormente, el 13 de marzo, se había llevado a cabo una "redada" de blogueros en todo el país que se saldó con seis personas acusadas formalmente de delitos similares. Todas fueron imputadas en virtud de la Ley de Comunicaciones y Medios de Información. Además, se acusó de sedición al abogado y parlamentario de la oposición Karpal Singh por haber amenazado con demandar al sultán de Perak por la crisis política que vive el estado. Singh había afirmado que el sultán había vulnerado la Constitución del estado al pedir la dimisión del ministro principal del gobierno de Perak. En septiembre de 2008, en virtud de la Ley de Seguridad Interna, se detuvo al destacado bloguero Raja Petra Kamaruddin, a la dirigente de la oposición Teresa Kok y a la periodista Tan Hoong Cheng por constituir una presunta amenaza contra la seguridad, la paz y el orden público. Teresa Kok y Tan Hoong Cheng quedaron en libertad poco después. Raja Petra quedó libre en noviembre tras obtener una resolución favorable en una apelación recurrida ahora por el gobierno.