• NOTICIAS

Instan a la ONU a “determinar la verdad” sobre el conflicto de Gaza

Un grupo de 16 reputados investigadores y jueces sobre crímenes de guerra de todo el mundo han pedido a la ONU, con el apoyo de Amnistía Internacional, una investigación completa sobre las presuntas violaciones masivas de las leyes de la guerra cometidas por ambas partes durante el reciente conflicto en Gaza y el sur de Israel.

La carta abierta, titulada “Determinar la verdad sobre la guerra en Gaza”, se envió el lunes 16 de marzo al secretario general de la ONU, Ban Ki-moon. Entre los signatarios de la carta figuran el arzobispo Desmond Tutu, la ex alta comisionada para los derechos humanos, Mary Robinson, y el juez Richard Goldstone, ex fiscal jefe de los Tribunales Penales Internacionales para la ex Yugoslavia y para Ruanda.

Actualmente hay una investigación de la ONU en curso sobre los ataques perpetrados contra establecimientos y personal de Naciones Unidas en Gaza durante el conflicto de tres semanas de duración.

"La investigación de la ONU no es suficiente para responder a las graves violaciones que se cometieron durante el conflicto. Centenares de civiles resultaron muertos o heridos, y es de vital importancia que se investiguen plenamente las circunstancias en que fueron atacados", ha declarado Malcolm Smart, director del Programa Regional para Oriente Medio y el Norte de África de Amnistía Internacional.

"Debe hacerse rendir cuentas a los responsables de crímenes de guerra y de otras violaciones graves del derecho internacional humanitario y de otros abusos contra los derechos humanos."

"Lo que hace falta es una investigación general con carácter internacional que analice todas las presuntas violaciones del derecho internacional, tanto las de Israel, como las de Hamás y otros grupos armados palestinos implicados en el conflicto."

Los signatarios de la carta, que han realizado investigaciones de crímenes cometidos en la ex Yugoslavia, Kosovo, Darfur, Ruanda, Sierra Leona, Sudáfrica, Timor Oriental, Líbano y Perú, han afirmado que “los sucesos de Gaza nos han causado una gran conmoción”.

Los firmantes de la carta instan a los líderes del mundo a que hagan “una señal enérgica en el sentido de que dirigir ataques contra civiles en un conflicto en inaceptable para todas las partes y en todas las circunstancias”.

En la carta se pide el establecimiento de una comisión de la ONU para llevar a cabo una investigación sobre el conflicto de Gaza que:

Tenga el mandato de realizar con prontitud una investigación independiente e imparcial sobre todas las violaciones graves del derecho internacional humanitario cometidas presuntamente por todas las partes en el conflicto, sin limitarse exclusivamente a los ataques contra centros de la ONU; Actúe de acuerdo con las más estrictas normas internacionales para este tipo de investigaciones;  y si encuentra indicios suficientes, formule a las autoridades competentes recomendaciones para el debido enjuiciamiento de los responsables de las graves infracciones cometidas.

El profesor William A. Schabas, ex miembro de la Comisión de la Verdad y Reconciliación de Sierra Leona y signatario de la carta, manifestó: “La comunidad internacional debe aplicar los mismos criterios a Gaza que a otros conflictos e investigar todas las violaciones de las leyes de la guerra y de las normas de derechos humanos”.