• NOTICIAS

El examen de la ONU debe servir a los derechos humanos

En el 4º. periodo de sesiones del Grupo de Trabajo sobre el Examen Periódico Universal del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, que comenzó en Ginebra el lunes día 2, se está sometiendo a examen la actuación en materia de derechos humanos de 16 países. El examen periódico universal (EPU) es el primer mecanismo de que dispone la ONU para estudiar sistemáticamente la actuación en materia de derechos humanos de los 192 Estados miembros de la ONU. Entre 2008 y 2011, cada año se someterán a examen 48 países, 16 en cada uno de los tres periodos de sesiones anuales del Grupo de Trabajo sobre el Examen Periódico Universal. Entre los gobiernos que el Consejo de Derechos Humanos tiene previsto examinar este mes figuran China, Cuba, Alemania, México, Nigeria, la Federación Rusa y Arabia Saudí. El actual periodo de sesiones del EPU se prolongará hasta el 13 de febrero. Amnistía Internacional ha elaborado una serie de informes con ocasión de esta ronda de exámenes en los que detalla motivos de preocupación claves en materia de derechos humanos en 12 de los 16 países objeto de estudio. “Esperamos que los Estados miembros aprovechen esta oportunidad única para centrarse en los desafíos clave en materia de derechos humanos que afronta cada país objeto de estudio y formulen recomendaciones concretas sobre el modo en que pueden mejorar el cumplimiento de sus obligaciones en relación con estos derechos”, ha declarado Peter Splinter, representante de Amnistía Internacional ante la ONU en Ginebra. Amnistía Internacional presenta periódicamente información sobre los países que van a ser sometidos a examen y formula recomendaciones a los gobiernos para que actúen en la protección de los derechos humanos. Dado que las ONG no pueden particpar directamente en el diálogo con los Estados, la organización ha animado a los Estados miembros de la ONU a garantizar que esas recomendaciones se elevan al país en concreto que está siendo objeto de estudio y que quedan recogidas en el informe final. Este mes, Amnistía Internacional ha remitido al Grupo de Trabajo sobre el EPU informes sobre los siguientes países: Bangladesh, Canadá, China, Cuba, Alemania, Jordania, Malaisia, México, Nigeria, Rusia, Arabia Saudí y Senegal. El Grupo de Trabajo está integrado por los 47 miembros del Consejo de Derechos Humanos. Cada examen se basa en tres documentos clave: un informe elaborado por el Estado objeto de estudio; una recopilación, preparada por la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos, de la información contenida en los informes de los mecanismos de derechos humanos; y un resumen, elaborado también por la Oficina del Alto Comisionado, de la información presentada por otras partes interesadas, como ONG e instituciones nacionales de derechos humanos. El Estado sometido a examen debe llevar a la práctica las conclusiones del EPU. Los Estados que ya han sido examinados pueden mantener al corriente al Consejo acerca de las medidas adoptadas para cumplir las recomendaciones que se le hubieran hecho. En exámenes posteriores se evaluará el grado de cumplimiento de las recomendaciones formuladas en examenes previos. En los casos en que un Estado, de manera recurrente, evite cooperar con el mecanismo del EPU, el Consejo “abordará” dichas situaciones, si bien todavía no se ha dado el caso. Al contrario, el nivel de cooperación de los Estados en el proceso de examen ha sido bueno en su mayor parte.