Los jóvenes toman el liderazgo para la campaña Mi Cuerpo Mis Derechos

Switzerland,

Grupos de jóvenes en Amnistía Internacional en Suiza han realizado actuaciones creativas en directo en las calles de Neuchâtel para que le público se involucre con los derechos sexuales y reproductivos y lanzar así la campaña Mi Cuerpo, Mis Derechos de una forma única y teatral. ¡El mal tiempo no logró parar a estos decididos activistas!

Miembros jóvenes de grupos de Amnistía en Suiza, en un juego de roles sobre el derecho a la salud sexual en el día de la Acción juvenil en Neuchâtel, Suiza en 2014. ©Amnistia Internacional

Los jóvenes toman el liderazgo

Determinados a lanzar la campaña Mi Cuerpo, Mis Derechos de forma única, los jóvenes de Amnistía Suiza decidieron llevar el mensaje a la calle y realizar dramatizaciones sobre la importancia de los derechos sexuales y reproductivos. 31 mujeres y hombres jóvenes de diferentes clubs de Amnistía participaron en el día de la Acción Juvenil, disfrutando de la oportunidad para mostrar sus habilidades dramáticas.

La idea se originó en el taller “Exprésate” organizado por Amnistía Internacional de Suiza el 21 de marzo de 2014. La actividad de educación en derechos humanos fue diseñado por los jóvenes para debatir sobre los derechos sexuales y reproductivos y se lanzó junto a la campaña de Mi Cuerpo, Mis Derechos.

Planeando una actividad desde cero, los jóvenes se animaron a compartir su conocimiento de una forma creativa. Deseaban ver de primera mano la reacción que podrían provocar en el público general.

La empatía no sabe de fronteras 

Los organizadores afirmaron que los participaron fueron rápidamente capaces de identificarse con aquellos afectados por las violaciones de los derechos humanos de todo el mundo. Poniéndose en el lugar de la adolescente marroquí Amina Filali (quien se suicidó en 2012 tras ser obligada a casarse con su violador), una participante admitió sentir que hubiera hecho lo mismo. Además, un hombre que se identificó como gay, afirmó que podía empatizar con personas que habían sido discriminadas por su sexualidad ya que había sido testigo de situaciones similares en Suiza.

4 grandes acciones

Miembros jóvenes de grupos de Amnistía de Suiza en juego de roles sobre el derecho al matrimonio durante el día de la Acción juvenil en Neuchâtel, Suiza en 2014. ©Amnistia Internacional

A pesar del clima inclemente, los jóvenes se presentaron en las calles de Neuchâtel para realizar teatro callejero sobre cuatro temas principales- matrimonio forzoso, matrimonio homosexual, educación sexual y derecho al aborto- y fueron capaces de crear escenarios sorprendentes utilizando sus habilidades de actuación improvisada. Por ejemplo, uno de los participantes estaba en cuclillas en una celda cerrada con una señal que rezaba: “no elegí mi marido”. Su objetivo era el de llamar la atención sobre las violaciones globales de los derechos humanos y pedir al público que se involucre.

Jóvenes miembros de grupos de Amnistía de Suiza en un juego de roles sobre los matrimonios forzosos durante el día de Acción juvenil en Neuchâtel, Suiza en 2014. ©Amnistia Internacional

Otra escena tenía lugar en una clase en la que un joven profesor de educación sexual estaba atado al encerado, mientras que los estudiantes tenían los ojos vendados. El evento llamó la atención de los viandantes, a pesar de durar tan solo dos horas y media debido al tiempo lluvioso y frío.

Miembros jóvenes de grupos de Amnistía en Suiza en un juego de roles sobre la importancia de la educación sexual en el día de la Acción Juvenil en Neuchâtel, Suiza en 2014. ©Amnistia Internacional

Tan solo el principio

Se realizarán más talleres durante una campaña de dos años para mantener el objetivo general de preparar a los jóvenes para que se conviertan en educadores entre compañeros sobre derechos sexuales y reproductivos.

Utilizando la metodología de educación en derecho humanos los participantes se involucraron, fueron creativos y se divirtieron al mismo tiempo. Los jóvenes de los clubs de Amnistía compartieron su mensaje de forma efectiva, liderando sus propias redes y al público para que se involucrasen sobre la campaña Mi Cuerpo, Mis Derechos.

Miembros jóvenes de grupos de Amnistía en Suiza se enfrentaron a los elementos para realizar teatro callejero durante el día de Acción juvenil en Neuchâtel, Suiza en 2014. ©Amnistia Internacional

Amnistía Internacional lanzó la campaña Mi Cuerpo, Mis Derechos en marzo de 2014 la cual pretende empoderar a los individuos para que realicen elecciones informadas sobre su sexualidad y reproducción y para ejercitar sus derechos sexuales y reproductivos de forma libre.

“¡Exprésate!” es una actividad de educación en derechos humanos para el compromiso de los jóvenes que pretende iniciar una conversación y capacitar a los jóvenes para que tomen acciones significativas para la campaña Mi Cuerpo, Mis Derechos y convertirse en líderes de la campaña.

https://www.amnesty.org/en/campaign-my-body-my-rights/

Las actividades de educación en derechos humanos de la campaña Mi Cuerpo, Mis Derechos pretender involucrar a los jóvenes para:

Aumentar su comprensión sobre los derechos sexuales yreproductivos, cómo afectan sus vidas y por qué son importantes. 

Tener sus voces y opiniones enfatizadas en el lanzamiento global de la campaña.

Iniciar o continuar su involucración en la campaña Mi Cuerpo, Mis Derechos y el trabajo de los derechos sexuales y reproductivos de Amnistía Internacional.

Desarrollar sus habilidades para facilitar la educación en derechos humanos y el activismo con otros jóvenes.

Suscríbete al blog de Educación en Derechos Humanos