Túnez: la lucha por la rendición de cuentas por violaciones de derechos humanos cometidas en el pasado debe continuar

  • Campañas
© Amnesty International / Callum Francis Redfern

Quedan pocos meses para que las víctimas reciban por fin justicia y rendición de cuentas por violaciones graves de derechos humanos.

La Comisión de la Verdad y la Dignidad se creó en 2014 con la promesa de resolver cinco décadas de violaciones de derechos humanos en Túnez. Las víctimas de graves violaciones de derechos humanos esperan justicia en el enjuiciamiento de las personas responsables y el compromiso del gobierno de impedir abusos en el futuro.

Más de 62.000 víctimas de violaciones de derechos humanos han confiado en la Comisión de la Verdad y la Dignidad para que se haga justicia por crímenes que han permanecido impunes durante décadas y, en marzo de 2018, la Comisión empezó a remitir casos a las salas penales especiales.

Pero desde la creación de este mecanismo, las autoridades tunecinas han tratado de obstruir su trabajo. Las agencias gubernamentales no permitieron a la Comisión acceder a los archivos policiales y militares y el Parlamento amenazó con interrumpir su trabajo durante una votación muy controvertida.

Aunque el gobierno se ha comprometido recientemente a dar a la Comisión tiempo necesario para que finalice su trabajo, sigue sin haber garantías de que los juicios se celebran de forma independiente e imparcial sin obstrucciones ni presiones.

Ridha Barakati, a cuyo hermano Nabil mataron las fuerzas de seguridad en 1987
No podremos curar nuestras heridas sin obtener justicia para Nabil.

Las cifras de la justicia

+62.000

número de víctimas que esperan verdad y justicia

14

número de causas remitidas a salas penales especiales por la Comisión de la Verdad y la Dignidad hasta la fecha

1

número de juicios que ya han empezado

Pide a las autoridades tunecinas

que mantengan viva la Comisión de la Verdad y la Dignidad