La creciente e incesante catástrofe humanitaria de la Guta oriental

  • Historia
© AMER ALMOHIBANY / AFP / Getty Images
  • Historia

Intensificación de los ataques

Última actualización: 28 de febrero de 2018

El gobierno sirio y su aliada Rusia han intensificado la campaña de bombardeos en la Guta oriental, zona de la gobernación de Damasco Rural en la que viven 400.000 civiles. A lo largo del último mes, los ataques han dejado un saldo de decenas de víctimas mortales y centenares de personas heridas. Esta campaña se produce después de seis años de cruel asedio en el que la población siria lleva atrapada sufriendo a diario una oleada de ataques para matar y mutilar deliberadamente a las personas. El bombardeo continuo de civiles en la Guta oriental constituye un flagrante crimen de guerra.

El 24 de febrero, el Consejo de Seguridad de la ONU votó una resolución muy tardía en la que pedía la entrada de ayuda humanitaria a la Guta oriental y un alto el fuego parcial. Aunque éste es un paso positivo, la población civil que se muere de hambre en espera de la ayuda que les podría salvar la vida y de protección frente a los bombardeos deliberados no debe verse obligada a esperar una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU ni el alto el fuego.

El 25 de febrero se supo que se había lanzado un ataque químico en la Guta oriental.

Pediatra, 16 de febrero de 2018
La situación en la Guta oriental es peor de lo que se puede expresar con palabras [...], una vergüenza para la humanidad.

Pide al gobierno de Siria y a Rusia que dejen de bombardear a la población de

la Guta oriental

ACTUAR
Nubes de humo se alzan en Kafr Batna, en la región sitiada de la Guta oriental, a las afueras de Damasco, tras los bombardeos del gobierno sirio, 22 de febrero de 2018. © AMER ALMOHIBANY / AFP / Getty Images
© Khaled Akasha / Anadolu Agency / Getty Images

El asedio

En febrero de 2017, el gobierno sirio se hizo con el control de las zonas de Al Qaboun y Barze, adyacentes a la ciudad de Harasta (la Guta oriental), y cerraron todos los túneles utilizados para hacer contrabando, que llevaban años garantizando una afluencia mínima de alimentos, agua y material médico. El 3 de octubre, el gobierno sirio intensificó aún más el asedio cerrando el único punto de entrada a Duma que quedaba —el puesto de control de Al Wafideen—, impidiendo el acceso a la ayuda médica y humanitaria y prohibiendo la circulación de civiles. Sólo se ha permitido la entrada a tres convoyes humanitarios desde entonces, que contenían muchos menos productos de los necesarios para atender las necesidades humanitarias de la población, y el gobierno retiró todo el material médico. Desde octubre, la situación humanitaria en la Guta oriental se ha deteriorado considerablemente, y los precios de las medicinas y de alimentos básicos como la leche y el pan se han disparado.

Las fuerzas del gobierno sirio ya no siguen una pauta determinada en sus ataques que permita a la población civil evitar las zonas peligrosas. Todas las zonas están siendo atacadas en cualquier momento del día.
Mahmoud, habitante de Misraba (la Guta oriental)

En cifras

400.000

personas que sufren asedio

+600

civiles muertos en 2018

22

hospitales atacados

La crisis humanitaria

El personal médico y de los servicios de salud no puede prestar atención médica adecuada a las personas heridas y enfermas debido a la falta de material quirúrgico, equipo médico y medicinas apropiados, en particular para tratar enfermedades crónicas como cáncer, dolencias cardíacas y diabetes. Como consecuencia de ello, los médicos están utilizando medicamentos caducados que encuentran en hospitales destruidos. Han aumentado además los casos de malnutrición aguda — especialmente de niños y niñas—, exacerbada por la falta de acceso a alimentos, ayuda humanitaria y otros productos de primera necesidad que pueden salvar vidas.

Puedes ver testimonios desde dentro del asedio aquí:

Madre de Rama Helwi, una niña de cuatro años que tiene cáncer de garganta y nariz.

Hajji Bahgat Dayy, un hombre de 76 años que necesita urgentemente atención médica.

© ABDULMONAM EASSA/AFP/Getty Images

Dejen de bombardear a la población de la Guta oriental (Siria)

El gobierno sirio, con el respaldo de Rusia, está bombardeando a su propio pueblo en la región de la Guta oriental. A lo largo del último mes, decenas de personas han perdido la vida y cientos han resultado heridas.

La situación no es nueva para la población de esta región, que lleva casi seis años atrapada en un cruel asedio y ahora es atacada, asesinada y mutilada a diario por su gobierno. Los niños y niñas y las personas ancianas mueren de malnutrición y por la falta de medicamentos.

Pide a los gobiernos sirio y ruso que pongan fin a los ataques y levanten de inmediato el sitio de la Guta oriental.

Los ataques deben cesar, y la región de la Guta oriental debe poder recibir ayuda humanitaria.

En el caso de Alepo, conseguimos crear presión y alarma internacional. Ahora también podemos ayudar a la población que está siendo atacada en la Guta oriental.

Una estrategia deliberada de desplazamiento forzado

Amnistía Internacional ha documentado la estrategia de asedios, bombardeos y evacuaciones de otras ciudades de Siria que el gobierno de este país ha empleado anteriormente