Juego de tronos versus la vida real: cinco formas en que la realidad supera la ficción

De Anna Neistat, Senior Director for Research

La tan esperada quinta temporada de Juego de tronos arranca el domingo 12 de abril. La serie, emitida en 170 países, escandaliza a los espectadores y genera controversia con sus vívidas escenas de violencia, especialmente contra las mujeres.

Sin embargo, muchos aspectos de la vida real en el mundo actual son peores que en el mítico continente de Poniente de Juego de tronos.

[Advertencia de spoiler: revela tramas de las dos primeras temporadas completas.]

1. EJECUCIONES

Juego de Tronos comienza con una ejecución de un desertor a manos de Ned Stark, Señor de Invernalia. Puesto que ninguno de los personajes de la serie está a salvo, éste será decapitado por el despótico Rey Joffrey siete episodios después.

Pie de foto: Ned Stark se prepara para una ejecución. La decapitación se sigue utilizando en Arabia Saudí. Crédito fotográfico: HBO / Sky Atlantic

Pese a que en Poniente se llevan a cabo varias ejecuciones, la cantidad es nimia en comparación con las 2.466 condenas a muerte que Amnistía Internacional registró en todo el mundo en 2014, un 28 por ciento más que en 2013.

Este fuerte incremento está impulsado en gran medida por Egipto y Nigeria, aunque el mayor número de ejecuciones tienen lugar en China. Entre los métodos de ejecución empleados en todo el mundo figuran la inyección letal y la horca, y aún se sigue empleando la decapitación en Arabia Saudí.

Lee el informe de Amnistía Internacional sobre la pena de muerte en 2014 aquí.

2. TORTURA

La mayoría de los ejemplos de tratos crueles, inhumanos o degradantes de Juego de tronos podrían estar inspirados en la vida real. En 2014 Amnistía Internacional documentó diversas prácticas de tortura reminiscentes de las escenas de tortura de Theon Greyjoy durante la segunda temporada: la extracción de uñas (en Nigeria), los simulacros de ejecución (México) o desnudar a las víctimas y atarles los genitales con una cuerda y tirar de ellos (Filipinas).

PIE DE FOTO: Desollar a personas vivas es una tradición familiar de los Bolton. En Arabia Saudí, el bloguero Raif Badawi fue flagelado por "insultar al islam" el pasado mes de enero. Crédito fotográfico: HBO / Sky Atlantic

En 2014, Amnistía Internacional advirtió de una crisis global de la tortura. En los últimos cinco años, ha denunciado casos de tortura y otros malos tratos en 141 países, desde palizas y violación hasta el uso de perros para intimidar a víctimas.

Las escenas de tortura de la serie podrían haber tocado una fibra sensible. El 44 por ciento de las personas temen correr el riesgo de ser torturadas si son detenidas en su país, de acuerdo con una encuesta de Amnistía.

Más información sobre la campaña Stop Tortura de Amnistía Internacional aquí.

3. MATRIMONIO FORZADO y otras formas de VIOLENCIA CONTRA LAS MUJERES

Juego de tronos recibe críticas por su representación de las mujeres y de la violencia sexual. A las mujeres se las viola y se las somete a esclavitud sexual o a otras formas de violencia por motivos de género.

Varias de las protagonistas principales acaban siendo vendidas o forzadas a casarse. En el primer episodio, el hermano de Daenerys Targaryen la fuerza a casarse para favorecer sus propias ambiciones.

Pie de foto: En Juego de tronos, las mujeres rara vez pueden elegir con quién se casan, situación demasiado habitual en el caso de las mujeres y las niñas del mundo real. Crédito fotográfico: HBO / Sky Atlantic

Los derechos de las mujeres no son mucho mejores en el mundo real. La violencia contra las mujeres sigue siendo una característica de los conflictos violentos, pero no se limita a ellos. En Argelia y Túnez, la legislación permite que los hombres acusados de violación eludan el enjuiciamiento casándose con la niña a la que han violado, si ésta es menor de 18 años.

Desconocemos la verdadera magnitud del matrimonio forzado, pero GirlsNotBrides afirma que en la actualidad hay 700 millones de mujeres que han contraído matrimonio antes de cumplir los 18 años. El matrimonio forzado continúa existiendo en Somalia, aunque se desconoce su alcance concreto. En marzo, Amnistía Internacional publicó testimonios escalofriantes de mujeres y niñas somalíes con discapacidades forzadas a casarse con hombres mayores que ellas y/o maltratadores:

“Tenía 13 años. Mi familia decidió entregarme a ese hombre; me negué y huí. Mi familia envió a varios hombres a buscarme. Me encontraron, me ataron de brazos y piernas y me metieron en una habitación con el hombre. Me golpeó desde el principio.”

Pero las mujeres y las niñas de Poniente y de todo el mundo se están defendiendo. La semana pasada, Amnistía llamó la atención sobre las defensoras de los derechos humanos afganas, que continúan trabajando con valentía pese a las amenazas, los ataques y los asesinatos.

Más información sobre la campaña de Amnistía Internacional Mi cuerpo mis derechos aquí.

4. VIGILANCIA

Ningún personaje puede decir nada sobre Desembarco del Rey sin ser oído por los espías a sueldo de los manipuladores políticos “Meñique” o Varys, cuyos “pajaritos” le cuentan las “historias más extrañas”.

Pie de foto: Con personajes como Meñique y sus ubicuos informantes, en Juego de tronos apenas hay lugar para los secretos. Crédito fotográfico: HBO / Sky Atlantic

Los espías de hoy no poseen “pajaritos”, pero cuentan con programas de vigilancia masiva de las comunicaciones móviles y en Internet como Dreamy Smurf, utilizado por el servicio de inteligencia británico CGHQ para activar teléfonos móviles que están apagados y utilizarlos como dispositivos de escucha. Si no se limitan los poderes de los gobiernos para capturar miles de millones de registros de Internet cada mes, en Internet habrá menos intimidad que en Desembarco del Rey.

Más información sobre la campaña de Amnistía Internacional contra la vigilancia #DejenDeSeguirme aquí.

5. ARMAS QUÍMICAS, NIÑOS Y NIÑAS SOLDADOS Y OTROS CRÍMENES DE GUERRA

El mundo medieval de Juego de tronos es una zona de guerra brutal con ataques contra civiles, “fuego valyrio” químico y ejércitos de esclavos formados por niños secuestrados, por no mencionar a los dragones…

Pie de foto: Gusano Gris, comandante del ejército de niños soldados llamados los “Inmaculados”. Crédito fotográfico: HBO / Sky Atlantic

2014 fue un año catastrófico para la población civil en las zonas de guerra, según el informe anual de 2014 de Amnistía Internacional. El informe no documentó el uso de dragones, pero puso de manifiesto violaciones de las leyes de la guerra en al menos 18 países.

El mes pasado se tuvo constancia de nuevas pruebas del uso de armas químicas. Testigos presenciales de un ataque con gas de cloro perpetrado en Siria contaron a Amnistía Internacional la terrible muerte que sufrió toda una familia, incluidos tres niños pequeños.

No permitas que la vida real compita con Juego de tronos en horror, violencia y crueldad. Actúa y defiende los derechos humanos en todo el mundo.

Este artículo se publicó originalmente en The Huffington Post.