A toda velocidad para eliminar la disidencia en Rusia

De Yulia Berezovskaja
Por Yulia Berezovskaja, directora general de Grani.ru, medio informativo online e independiente de Rusia Hoy día, el espacio para el debate público y el libre intercambio de información se está reduciendo tan rápidamente en Rusia, que a la parte pensante de la sociedad no le da tiempo a percatarse de ello. En palabras del experto ruso en Internet Anton Nosik: “Avanzamos a toda velocidad hacia Piongyang circunvalando Pekín”. En un tiempo récord, el “Parlamento de bolsillo” que actúa a las órdenes del Kremlin ha creado impresionantes herramientas para combatir la disidencia, y el proceso continúa. Una de estas poderosas armas es la denominada “Ley Lugovoi”, que permite bloquear al instante sitios web disidentes (indeseables) a instancias de la fiscalía. Entró en vigor el 1 de febrero de 2014. Si anteriormente los censores nos obligaban a quitar del sitio web determinado material (como la fotografía de una camiseta con el “símbolo de Pussy Riot”), ahora nos bloquean totalmente el sitio sin previo aviso por “incitación a participar en actos no autorizados”. Nuestro intento de impugnar la decisión en los tribunales ha puesto una vez más de manifestó la reluctancia de los órganos judiciales de Rusia a hacer valer los derechos humanos y la justicia. Sabíamos perfectamente que estaríamos entre las primeras víctimas de la inconstitucional “Ley Lugovoi”. Grani.ru es un sitio web de resistencia cívica. Desde 2000 venimos dando voz a la disidencia en medio de una represión constante de las libertades constitucionales. Nuestros reporteros son autores de la documentación en vídeo más completa que se ha hecho de las manifestaciones en demanda de la excarcelación de los presos políticos, la libertad de reunión y los derechos de las personas lesbianas, gays, bisexuales, transgénero e intersexuales (LGBTI). Actualmente somos la voz de esa parte de la sociedad rusa que ha condenado enérgicamente la agresión de Putin contra nuestra vecina del suroeste, Ucrania. Nuestra misión consiste en convertir a la resistencia rusa en algo normal. Nuestros columnistas, blogueros y videoreporteros se niegan a “llevar una estrella amarilla” o a que los tachen de “quinta columna” o de “traidores a la nación”. Últimamente, todas las noticias de Rusia son una crónica de la guerra del Estado contra la sociedad civil. En esta lucha, uno de los bandos tiene el monopolio de la propaganda, Nos proponemos dar voz al otro. A pesar del bloqueo de nuestro sitio web, tenemos aún un público básico en Rusia. Nuestros lectores habituales han aprendido a manejar las sencillas herramientas que les permiten sortear los bloqueos de nuestro contenido online que imponen las autoridades. Hemos visto que Grani.ru es necesario y tiene apoyo popular, y saberlo nos anima a seguir luchando. En la actualidad, las grandes organizaciones de medios de comunicación de Rusia no tienen posibilidades de proteger su independencia. Sólo los medios más flexibles e independientes, como Grani.ru, pueden luchar por la libertad. Estamos acostumbrados a trabajar con muy pocos recursos, y no tenemos ningún propietario dispuesto a estrangularnos con sus propias manos por orden del Estado, pues nuestros dueños son los periodistas mismos, así que no hay forma de hacernos llegar a ningún acuerdo en política editorial; tendrán que destruirnos. Nuestros colegas están ahora divididos e intimidados. Pero todavía podemos hacer que cambien las tornas. Es hora de emprender una gran campaña internacional contra la censura en Rusia. Actúa: Las autoridades rusas han dado luz verde a una nueva campaña de represión de la libertad de expresión y reunión. De acuerdo con nueva la Ley Lugovoi, los medios de comunicación independientes y otros sitios web pueden ser bloqueados sin orden judicial si contienen “llamamientos a participar en actos no autorizados”. Al menos cuatro sitios web han sido ya víctimas de esta ley, entre ellos el del medio informativo independiente Grani.ru. Envía uno de los mensajes que se indican a continuación a la cuenta de Twitter del primer ministro ruso, Dmitry Medvedev (@MedvedevRussiaE) instándole a tomar medidas para garantizar que se desbloquea Grani.ru. Aunque él no se ocupa de vigilar las actividades de la fiscalía general, supervisa al órgano de gobierno responsable de la implementación técnica de los bloqueos. Además, el primer ministro Medvedev es usuario asiduo de Twitter y otras redes sociales.