• Campañas

El poder de la insistencia

De Kristin Hulaas Sunde

El preso político Albin Kurti se defendió a sí mismo ante un tribunal sirviéndose del Manual de juicios justos, ¡y quedó en libertad! Este es el relato de su historia, publicado con motivo de la publicación de la nueva versión actualizada del Manual.

En todo el mundo han utilizado el Manual de juicios justos de Amnistía para defender los derechos humanos activistas, profesionales del derecho, jueces, personas que asisten como observadores a juicios y la propia ONU. También han utilizado el libro para defenderse a sí mismos en los tribunales presos políticos, como Albin Kurti, de Kosovo.

Albin es el líder de Lëvizja VETËVENDOSJE! (¡Movimiento por la Autodeterminación!), de Kosovo. Había sido detenido durante una manifestación pacífica en 2007 y fue juzgado por las autoridades provisionales de la ONU en Kosovo UNMIK).

“Lëvizja VETËVENDOSJE! se manifestó pacíficamente contra el denominado Plan Ahtisaari para el futuro de Kosovo en 2007”, explicó. “Pensábamos que estaba causando daño y aumentando la miseria social.”

“La policía de la UNMIK comenzó a disparar contra nosotros con balas de goma. Algunas personas recibieron impactos en la cara. Murieron 2 manifestantes y resultaron heridos más de 80. A otros activistas y a mí nos dieron golpes y patadas y nos rociaron con pulverizadores de pimienta, y a una mujer la dejaron inconsciente de un golpe. En total detuvieron y encarcelaron a 16 de nosotros."

“Fueron a por mí por ser el líder del movimiento. Pasé cinco meses en prisión y otros cinco bajo arresto domiciliario. Me interrogaron sólo una vez, durante 30 minutos. El aislamiento tenía más prioridad que la investigación. Mis condiciones de reclusión no eran buenas; me clasificaron como preso de "Categoría A" y me recluyeron con gente que cumplía condenas de entre 25 y 30 años."

“Cuando comenzó mi juicio, un amigo me dio el Manual de juicios justos de Amnistía Internacional. Lo leí entero y comencé a verme no sólo como activista político que sufría la injusticia del sistema, sino también como ser humano con derechos y libertades. Eso me preparó para la mi lucha."

“En mi juicio hubo muchas irregularidades, como el hecho de que todos mis abogados defensores los designara la UNMIK. Así que la UNMIK me estaba acusando, juzgando y defendiendo a la vez. Por tanto, no acepté a mi abogado defensor y acabé ocupándome yo mismo de mi defensa."

“El Manual de juicios justos me permitió conocer multitud de casos de todo el mundo que eran como el mío. Extraje muchas enseñanzas importantes. También tomé conciencia de las leyes y mecanismos de derechos humanos que se me habían negado. Aprendí a prepararme mucho mejor para interrogar a los testigos de cargo y seguir las sesiones judiciales.

”Al final siete abogados distintos renunciaron a defenderme al ver que era un juicio mediático. Su desobediencia civil me liberó.

“La organización mediática Top Media me declaró en votación "Personalidad del Año" en 2011. El mismo año, VETËVENDOSJE! obtuvo 14 escaños en las elecciones parlamentarias de Kosovo, lo que puso de manifiesto el éxito de nuestro movimiento.

“Mi detención y juicio me permitieron conocer mucho mejor el sistema internacional de Kosovo y me ayudaron a luchar de manera más efectiva. A otros activistas, les digo: 'Organícense, actúen y no subestimen jamás el poder de la insistencia.”