• Acción

Ayuda a Clovis en su lucha para proteger el valioso entorno de Madagascar

Madagascar rebosa de vida y extraordinaria belleza. En torno al 75% de su fauna no se encuentra en ningún otro lugar del mundo. Plantas exóticas, entre ellas más de mil especies de orquídeas, brotan del suelo húmedo. En el norte de la isla, entre los impresionantes bosques de palisandro, vive Clovis con su esposa y dos hijas de corta edad.

Clovis es activista medioambiental. Ha visto que con los recursos naturales valiosos viene la corrupción. Hay un mercado negro floreciente en Madagascar. Clovis ha presenciado la tala de bosques de palisandro, árbol famoso por su corteza de color rubí, y su posterior venta.

La mayor parte de esa madera se envía al extranjero y se destina a fabricar artículos de lujo para gente rica. Es una industria que vale miles de millones de dólares. Con el dinero viene el poder. Y personas con poder están intentando acallar a Clovis.

Clovis ha sufrido acoso y ataques y se ha enfrentado a cargos. Hace poco fue acusado formalmente por incitar presuntamente a unos manifestantes a saquear una sede administrativa. Varios testigos presenciales se presentaron para declarar que él ni siquiera estaba en la protesta. Pero no se tuvieron en cuenta sus testimonios y se impuso una condena condicional a Clovis. Ahora está en situación de riesgo. El Estado lo persigue y, de haber más acusaciones contra él, podría terminar pasando una larga temporada entre rejas, alejado de su esposa y sus dos hijas pequeñas.

Poner de relieve el caso de Clovis entraña riesgos. Los traficantes quieren silenciarlo. Podría esconderse, pero Clovis quiere luchar. Quiere que su caso se conozca en todo el mundo.

Clovis es un hombre solo enfrentado a poderes influyentes. Pero, juntos, nosotros también tenemos poder. Los y las simpatizantes de Amnistía se cuentan por millones. Con tu apoyo podemos convertirnos en una fuerza potente que esté al lado de Clovis.

Pide a las autoridades malgaches que: 

  • revoquen el fallo condenatorio de Clovis Razafimalala, y
  • respeten el derecho a la libertad de expresión y garanticen protección adecuada a Clovis Razafimalala para que pueda continuar su labor de derechos humanos.

Campaña cerrada

closed message

closed next action text

close next action button text