Exige justicia para Popi y Bongeka

La noche de un viernes de mayo de 2017, dos jóvenes fueron brutalmente asesinadas; el clamor de indignación se extendió por toda Sudáfrica. Sus asesinos aún no han comparecido ante la justicia. Actúa ya para poner fin a la impunidad.

El 12 de mayo de 2017, Popi Qwabe, de 24 años, y Bongeka Phungula, de 28, tomaron un taxi minibús para una salida nocturna. Ambas eran jóvenes estudiantes con talento; no se volvió a saber nada de ellas.

Tras una búsqueda frenética en hospitales y comisarías, se descubrió la terrible verdad. Popi y Bongeka habían sido asesinadas a tiros y sus cadáveres habían sido arrojados en el arcén de una carretera. Posiblemente también habían sido violadas.

Dos hombres fueron detenidos en relación con los asesinatos, pero quedaron en libertad por falta de pruebas. Los informes de las pruebas forenses nunca se han publicado, y las familias de Popi y Bongeka creen que la investigación policial estuvo plagada de errores debido a la corrupción y la falta de voluntad.

Han pasado tres años desde las muertes de Popi y Bongeka y, a pesar de la indignación nacional que suscitaron, no se ha llevado a nadie ante la justicia. Según datos del gobierno sudafricano, una mujer muere asesinada cada tres horas, y el sistema de justicia suele fallar a las víctimas de estos casos.

Ahora que están ganando impulso los llamamientos para que se aborde la violencia de género en Sudáfrica, debemos reclamar el fin de la impunidad de quienes ejercen esa violencia. Con el apoyo suficiente, podemos conseguir justicia: para Popi, para Bongeka y para sus familias.

Firma la petición y exige justicia por las muertes de Popi y Bongeka.

Exige una investigación exhaustiva e imparcial sobre las muertes de Popi y Bongeka, en la que todas las pruebas se reúnan de manera constitucional y se presenten a la autoridad fiscal nacional para que inicie un procesamiento.