Únete a las demandas de justicia climática de Marinel

La vida de Marinel Ubaldo dio un vuelco cuando un supertifón asoló su hogar en Filipinas. Ahora Marinel hace campaña para que su comunidad sea realojada en condiciones de seguridad y para que su gobierno —y los gobiernos de todo el mundo— comience a hacer frente a los verdaderos efectos del cambio climático.

En 2013, el tifón Haiyan azotó Filipinas y causó la muerte de más de 6.000 personas. Marinel, que entonces tenía 16 años, sobrevivió. Ahora tiene 22 y es una conocida activista juvenil que lleva años dedicada a hacer campaña sin descanso por los derechos ambientales y que exige justicia para su comunidad.

Seis años después, Marinel y miles de personas más siguen sin ser realojadas adecuadamente en una zona residencial segura, con acceso adecuado a alimentos, agua, electricidad, saneamiento o fuentes de ingresos. Algunas personas fueron reubicadas cerca de un vertedero tóxico, donde 11 murieron de fiebre y enfermedades.

Millones de personas sufren los catastróficos efectos del cambio climático, y las que menos han contribuido son las que más lo están pagando. Marinel dice:

Algunos países que son los que históricamente han contribuido más al cambio climático siguen sin sentir plenamente sus efectos. Es importante que oigan nuestros casos, para que comprendan que el cambio está afectando a personas reales hoy mismo.

Apoya a Marinel y exige que:

  • el gobierno de Filipinas proporcione acceso a agua, electricidad, vivienda segura y adecuada y oportunidades de sustento a las personas gravemente afectadas por el tifón Haiyan en 2013;
  • otros gobiernos, especialmente los de países más ricos, que son los que más han contribuido al cambio climático, apoyen a los países que sufren y sufrirán los efectos más devastadores del cambio climático.