Libertad para la superviviente de acoso sexual Amal Fathy

Amal Fathy publicó un vídeo en Internet en el que hablaba de su experiencia de acoso sexual y criticaba al gobierno egipcio por ignorar a las supervivientes. Ahora la han condenado a dos años de prisión por “difusión de noticias falsas”, y aún pesan más cargos en su contra.

Poco después de publicar el vídeo en Facebook en mayo de 2018, la policía irrumpió en su casa en mitad de la noche y la detuvo junto con su esposo y su hijo de corta edad. Sus familiares fueron puestos en libertad, pero Amal permanece en prisión. La han condenado a dos años de cárcel por “publicar un vídeo con noticias falsas que pueden dañar la paz pública” y aún pesan contra ella otros cargos falsos, como los de “difusión de ideas que incitan a actos terroristas” y “publicar noticias falsas”.

Amal es una de las decenas de personas encarceladas simplemente por divulgar sus opiniones o criticar a las autoridades. Decenas de personas egipcias —entre ellas activistas, periodistas, políticos, aficionados al fútbol y artistas— han sido detenidas por las autoridades de Egipto en la peor represión de la libertad de expresión de la historia reciente.

Únete y pide al presidente egipcio Abdel Fatah al Sisi la libertad inmediata e incondicional de Amal Fathy y la de todas las demás personas encarceladas sólo por expresar pacíficamente sus opiniones o hacer su trabajo periodístico.