• Acción

Justicia para Noura Hussein

Tras ser engañada y obligada a contraer matrimonio en Sudán, Noura Hussein, de 19 años, fue enviada a prisión por matar a su esposo cuando trataba de violarla. Ahora espera para ver si es ejecutada.

Noura sólo tenía 16 años cuando tuvo lugar la primera parte de su matrimonio forzado, concertado por su padre con un hombre con el que ella no quería casarse. Noura insistió en terminar sus estudios secundarios, así que el matrimonio no se concluyó. Cuando terminó sus exámenes finales, decidió huir y vivir con su tía, y unas semanas después su padre le dijo que podía regresar sin peligro a casa.

Sin embargo, cuando llegó a su casa se dio cuenta de que la habían engañado, y Noura, como muchas otras mujeres y niñas de Sudán y de otros países del mundo, fue obligada a contraer matrimonio.

Noura le dijo a su esposo que no quería que la tocara, pero éste hizo que sus primos la sujetaran y la violó. Al día siguiente trató de violarla de nuevo, pero esta vez Noura intentó defenderse y, en la lucha que siguió, el marido murió. Cuando Noura acudió corriendo a su familia en busca de ayuda, su padre la entregó a la policía, su familia la repudió y Noura fue declarada culpable de asesinato premeditado y condenada a muerte.

La pena de muerte no sólo es siempre una forma inaceptable de castigo, sino que los sistemas jurídicos como el de Sudán no deberían jamás criminalizar a mujeres y niñas como Noura en lugar de protegerlas.

La embajada de Sudán en Ginebra alberga la delegación del gobierno sudanés ante el Consejo de Derechos Humanos y tiene el poder y la influencia para presionar al gobierno de Sudán con el fin de que impida la ejecución de Noura.

Muestra tu apoyo y escribe a la embajada de Sudán en Ginebra para que podamos mantener la presión y exigir justicia para Noura ya.

Mientras estuvo en prisión, Noura supo que había aprobado sus exámenes de enseñanza secundaria, y sueña con estudiar Derecho pese al riesgo de ejecución al que se enfrenta. Noura no es en absoluto la única niña cuya vida se ha vuelto del revés a causa del matrimonio forzado y precoz. La legislación sudanesa permite que las niñas se casen a una edad muy temprana: a veces con tan sólo 10 años.

Campaña cerrada

¡Buenas noticias! Esta acción está cerrada porque Sudán ha revocado la condena a muerte impuesta a Noura Hussein. Muchas gracias a las más de 400.000 personas que habéis actuado y reclamado justicia para Noura. Habéis ayudado a conseguirlo.

Aún queda mucho por hacer. Plantéate actuar en favor de otras personas que necesitan tu apoyo.

Emprender otra acción