Solidarízate con las mujeres sirias que reclaman su participación política

Si los líderes y lideresas mundiales quieren un futuro sin violencia de género ni discriminación sistémica, deben escuchar a las personas a las que más les afecta.

Las mujeres sirias han sido excluidas en gran medida del proceso político, incluidas las negociaciones de paz iniciadas en 2011. Ello implica que no pueden hablar públicamente de sus vivencias ni ocupar puestos de influencia en los debates que tendrán impacto en sus vidas cotidianas.

Les preocupa que la falta de participación de las mujeres en los gobiernos locales, nacionales y regionales tenga consecuencias desastrosas para el futuro de los derechos humanos, especialmente, los de las mujeres y las niñas, y exigen poder participar plenamente en los procesos que conformarán el futuro de Siria.

Fuimos desplazadas, tratadas injustamente y perdimos a seres queridos. Nos afectó mucho, pero, a diferencia de antes, ahora soy consciente de ello... Soy capaz de tomar decisiones. No voy a estar ausente.
Ruqayyah

Las mujeres pagan un precio desproporcionado por el conflicto, en el que han sido objeto de múltiples violaciones y abusos contra los derechos humanos, tales como detención arbitraria, desaparición forzada y violencia de género. Por esa razón, las mujeres sirias, de diversos orígenes y con distintas experiencias de vida, están erigiéndose en lideresas en sus comunidades, organizándose en torno a la promesa de que las voces de las mujeres formarán parte de procesos que protegerán de la violencia a todas las personas sirias, con independencia de su género.

Envía a las mujeres sirias un mensaje de solidaridad diciéndoles que crees que la representación igualitaria y efectiva debe ser un pilar de los procesos políticos.