Basta de torturar a defensores y defensoras de los derechos humanos en Bahréin

Las autoridades de Bahréin están cercando a quienes defienden los derechos de otras personas en Bahréin, sometiéndolos a torturas y agresiones sexuales.

Nabeel Rajab es una de estas personas valientes que alzan la voz. Lleva un año detenido y pasó nueve meses y medio en régimen de aislamiento, que equivale a tortura. Actualmente, Nabeel está siendo juzgado por tuitear sobre presuntas torturas en una prisión de Bahréin, por criticar las muertes de civiles en el conflicto de Yemen y por conceder entrevistas en televisión. Si es declarado culpable, podría ser condenado a una pena de hasta 18 años de cárcel.

Por su puesto, este tipo de trato ha intimidado a los defensores y defensoras de los derechos humanos en Bahréin y silenciado a muchos de ellos. Es otro riesgo más que corren estas personas valientes, junto con las amenazas habituales, las prohibiciones de viajar, los interrogatorios y las acusaciones por participar en “concentraciones ilegales”.

Actúa ya e impide que las autoridades bahreiníes torturen e inflijan malos tratos a las personas detenidas y que hostiguen e intimiden a las personas valientes que defienden los derechos humanos en Bahréin.

Tu correo se enviará al rey de Bahréin Hamad bin Isa al Jalifa a través del Ministerio de Asuntos Exteriores.