• Campañas

Los ataques militares contra la población civil constituyen crímenes de guerra

Las fuerzas gubernamentales de Sudán han cometido crímenes de guerra en Kordofán del Sur al atacar a la población civil, usar armas de efectos indiscriminados y negar a sus habitantes el acceso a asistencia humanitaria.

En Kordofán del Sur se están cometiendo abusos generalizados y violaciones sistemáticas de los derechos humanos de la población, como el derecho a la vida, la salud, la educación, la alimentación, el agua potable y una vivienda adecuada. Las bombas que caen en las escuelas y los hospitales impiden a la población de Kordofán del Sur proporcionar a sus hijos una educación ni obtener atención médica adecuada. Además de verse reducidos a vivir en cuevas y grietas en la roca o a esconderse en trincheras para protegerse de los bombardeos, también sufren una crisis alimentaria grave. Entretanto, el gobierno de Sudán ha impedido el acceso a la región de la tan necesitada asistencia humanitaria. Todos estos actos constituyen crímenes de guerra.

Los habitantes de Kordofán del Sur se preguntan si el mundo los ha olvidado y si importan o no. Amnistía Internacional los apoya y está pidiendo a las partes en conflicto, a saber, el gobierno de Sudán y el Movimiento de Liberación Popular de Sudán-Norte (SPLM-N), así como a otros gobiernos por mediación de la Unión Africana y la ONU, que tomen medidas inmediatas para poner fin a los ataques dirigidos contra la población de Kordofán del Sur y a otras violaciones graves de derechos humanos, incluidos los ataques tanto selectivos como indiscriminados. El gobierno de Sudán también debe permitir que la ayuda humanitaria llegue a la población libremente.

En concreto, pedimos al gobierno de Sudán que detenga los ataques contra civiles en el conflicto en curso.

Dile al gobierno de Sudán que la población de Kordofán del Sur importa. Dile al presidente Omar al Bashir que ponga fin de inmediato a todos los ataques contra la población civil y objetivos no militares, así como a todos los bombardeos aéreos y otros ataques indiscriminados en Kordofán del Sur.

¡Suma tu voz a nuestro llamamiento! Dile al presidente Bashir que detenga el homicidio de su pueblo en Kordofán del Sur.

Señor Presidente Omar Al Bashir:

El conflicto de Kordofán del Sur va a entrar en su quinto año y la campaña de intensos bombardeos aéreos de su gobierno, además del consiguiente sufrimiento impuesto a la población de Kordofán del Sur continúan. El año pasado se comprometió a garantizar el acceso humanitario a las zonas de Kordofán del Sur controladas por la oposición. Sin embargo, hemos visto que en estas zonas la crisis humanitaria persiste. Además, las iniciativas de la comunidad internacional para que su gobierno ponga fin a los bombardeos aéreos, permita el acceso humanitario sin restricciones e investigue las denuncias de abusos y violaciones graves de derechos humanos en Kordofán el Sur han sido lentas e insuficientes. Los intentos por facilitar el diálogo entre su gobierno y el SPLA-Norte para ayudar a encontrar una solución integral y sostenible a la crisis han sido fallidos hasta la fecha.
Por tanto, los insto a usted y a su gobierno a:

  • poner fin de inmediato a todos los ataques dirigidos contra la población civil y bienes de carácter civil, así como a los bombardeos aéreos y otros ataques indiscriminados en Kordofán del Sur (zonas controladas por el SPLA-Norte);
  • permitir sin restricciones el acceso humanitario independiente a todas las zonas de Kordofán del Sur para suministrar alimentos, servicios sanitarios, apoyo al sistema educativo y otra asistencia humanitaria a la población civil afectada por el conflicto, incluidas vacunas que salvan vidas y medicamentos esenciales para todos los menores;
  • iniciar sin demora investigaciones independientes, imparciales y efectivas de todas las violaciones del derecho internacional de los derechos humanos y del derecho internacional humanitario y enjuiciar a los sospechosos de responsabilidades penales ante tribunales civiles con las debidas garantías procesales y sin recurrir a la pena de muerte.


Los habitantes de Kordofán del Sur también son sudaneses. Importan. Es hora de poner fin a su sufrimiento. Hágalo.

Atentamente,