• Acción

Alza la voz en favor de la defensora de los derechos de las mujeres Azza Soliman

Cada día, Azza Soliman arriesga su seguridad y su libertad para defender a las sobrevivientes de abusos en Egipto.

Azza alza la voz con valentía en favor de las víctimas de la tortura, la detención arbitraria, los abusos domésticos y la violación. Es cofundadora del centro de asistencia letrada gratuita para mujeres egipcias y posteriormente de Abogados y Abogadas por la Justicia y la Paz, que presta servicios tan necesarios como asistencia letrada gratuita y apoyo, e imparte clases de alfabetización, para mujeres en situación de pobreza y sobrevivientes de malos tratos.

A causa de su labor altruista y valiente, Azza y otros defensores y defensoras egipcios de los derechos humanos han sido calificados de espías y de amenazas para la seguridad nacional. Han sido blanco de campañas de desprestigio y vigilancia gubernamental, y del acoso constante de las fuerzas de seguridad y los medios de comunicación progubernamentales. Muchas de estas personas se exponen a la cadena perpetua como consecuencia del procedimiento judicial de motivación política conocido como “Caso 173”.

Azza ha sido detenida e interrogada recientemente. Ahora está acusada de cargos como mancillar la imagen de Egipto por afirmar que las mujeres del país están expuestas a la violación. Se le ha prohibido viajar, han congelado sus bienes y podría ser condenada a una pena de hasta 15 años de prisión.

Apoya a los y las valientes: firma la petición para que se retiren de forma inmediata e incondicional todos los cargos formulados contra Azza y otros defensores y defensoras egipcios de los derechos humanos, y se revoquen las prohibiciones de viajar y la congelación de bienes dictadas contra ellos.

Reuniremos las firmas y las entregaremos al presidente de Egipto.