Castigados por proteger nuestro planeta: apoya a los y las activistas medioambientales de Perú y Paraguay

En Paraguay y Perú, las autoridades están cocinando una “receta” de movimientos tácticos opresivos para criminalizar a las personas que luchan para proteger sus fuentes de agua y sus tierras. Estas personas, a las que se conoce como defensoras del territorio, la tierra y el medio ambiente, se enfrentan a poderosas autoridades del Estado y a empresas que quieren explotar esos territorios y hacer dinero con esos recursos naturales. Las autoridades quieren impedir que defiendan el medio ambiente.

La receta utilizada por las autoridades tiene tres ingredientes básicos:

  1. En primer lugar, las autoridades preparan su campaña difamatoria. Publican declaraciones, artículos y anuncios que estigmatizan o desacreditan la labor o la trayectoria de defensores y defensoras. Extienden rumores y luego observan cómo crece la desconfianza hacia esas personas.
  2. Después, añaden más leña al fuego con varios desalojos forzosos. Echan a los defensores y defensoras de sus hogares y de las tierras en las que viven; pretenden que se sientan perdidos y dispuestos a rendirse.
  3. Y ya por fin las autoridades están listas para criminalizar a los defensores y defensoras. Abren “investigaciones” contra sus líderes y lideresas. Los procesan sin pruebas y les imponen largas “penas” legales.

La receta es de difícil digestión. “Yo tengo 60 procesos judiciales abiertos en mi contra… Lo que ellos buscan… es generar temor, inmovilizarnos para que ya no sigamos defendiendo nuestros derechos. Tenemos que dedicar gran tiempo a defendernos, a buscar un abogado. Es una gran preocupación para nuestras familias. No podemos acceder a cualquier trabajo porque nos ven como radicales, extremistas. La prensa habla mal de nosotros y la gente nos ataca verbalmente por la calle.Milton Sánchez, defensor peruano

Sin embargo, hay esperanza. Recientemente, los gobiernos de América Latina acordaron proteger a estas personas. Pero esto sólo sucederá si dan validez oficial al acuerdo ratificando el tratado LAC P10 en septiembre de 2018.

Tú puedes ayudar. Firma la petición y pide a los presidentes de Perú y Paraguay que ratifiquen el tratado LAC P10 y protejan a estos defensores y defensoras del medio ambiente.

Esta petición, junto con nuestro trabajo de incidencia personal, es fundamental. Si hay una movilización general en todas partes del mundo, los presidentes de Perú y Paraguay escucharán, y estos defensores y defensoras sentirán tu solidaridad. Tu firma puede ayudar a garantizar que en estos dos países los defensores y defensoras de los derechos humanos reciben la seguridad y la protección que necesitan para proteger nuestro planeta.