Di a Mauritania que ponga en libertad a los activistas contra la esclavitud Moussa y Abdallahi

Moussa y Abdallahi se pronunciaron valientemente contra la esclavitud en Mauritania. Sin embargo, ahora sufren en una remota cárcel, sin posibilidad de recibir visitas de sus abogados ni de sus seres queridos.

Moussa Bilal Biram y Abdallahi Matallah Saleck llevan más de un año recluidos en una cárcel del desierto del Sáhara en Bir Moghrein. Esta cárcel, que habitualmente se utiliza para presos condenados a muerte, está situada en una región remota e insegura de Mauritania, a 1.200 kilómetros del hogar de Moussa y Abdallahi en Nuakchot. Según los informes, Moussa y Abdallahi han sido torturados bajo custodia y presentan lesiones que indican que han sido obligados a permanecer en posturas dolorosas durante horas.

Están acusados de incitación a provocar disturbios y rebelión violenta contra el gobierno, pero en su juicio no se presentaron pruebas de estos delitos. Moussa y Abdallahi son inocentes y no deberían haber sido condenados. Están siendo atacados, silenciados y castigados por su activismo contra la esclavitud, y deben ser puestos en libertad de inmediato.

La presión internacional puede tener un impacto real sobre el derecho de los activistas a protestar en Mauritania.

Por ejemplo, en 2014 fueron muchas las personas que apoyaron nuestra campaña para que el activista contra la esclavitud Biram Dah Abeid fuera puesto en libertad. Casi 400.000 simpatizantes como tú firmaron la petición y, en mayo de 2016, el Tribunal Supremo de Mauritania falló a favor de Biram, que quedó en libertad.

Firma la petición y exige al ministro de Justicia, Moctar Malal Dia, que:

  • traslade inmediatamente a Moussa y Abdallahi a una cárcel de la capital, Nuakchot, mientras esperan la vista de su causa en el Tribunal Supremo, que debe concederles la libertad inmediata e incondicional;
  • les garantice acceso a atención sanitaria;
  • investigue oficialmente las denuncias de tortura;
  • garantice su derecho a recibir visitas periódicas de sus representantes legales y sus familiares;
  • actúe de conformidad con el Estado de derecho y garantice que las causas de Moussa Bilal Biram y Abdallahi Matallah Saleck se vean sin demora;
  • ponga en libertad de forma inmediata e incondicional a Moussa y Abdallahi.

El gobierno trata de silenciar a Moussa y Abdallahi aislándolos en una prisión remota. Amnistía tiene millones de simpatizantes. Con tu apoyo podemos convertirnos en una poderosa fuerza del lado de Moussa y Abdallahi. Exige su libertad hoy mismo.

Campaign Closed