Irán: Nasrin Sotoudeh debe quedar en libertad ya

Nasrin Sotoudeh, destacada abogada iraní de derechos humanos, ha sido condenada a 38 años de prisión y a recibir 148 latigazos por el trabajo que realiza en defensa de los derechos de las mujeres y en contra de la legislación de Irán sobre el uso forzoso del hiyab.

Tras dos juicios manifiestamente injustos, los 33 años a que ha sido condenada ahora elevan su condena total de prisión a 38 años. Nasrin ha dedicado su vida a trabajar de manera pacífica por los derechos humanos, incluida la defensa de las mujeres que protestan pacíficamente contra la degradante legislación de Irán sobre el uso forzoso del hiyab o velo.

A las mujeres y las niñas de Irán no se les permite salir de casa si no llevan el cabello cubierto con un pañuelo y los brazos y las piernas tapados con ropa holgada. Nasrin quiso cambiar esta situación y fue encarcelada por ello.

Esta condena es la más severa de las registradas contra defensores y defensoras de los derechos humanos en Irán en los últimos años, lo que indica que las autoridades están intensificando la represión. Las condenas impuestas a Nasrin la mantienen separada de su esposo y sus dos hijos y le impiden realizar su importante trabajo de abogada de derechos humanos.

Pide al líder supremo de Irán que deje en libertad a Nasrin Sotoudeh de inmediato y sin condiciones y que se anulen sin demora sus condenas.