Proteger de los ataques a millones de personas en Idlib

Más de la mitad de las personas que residen en Idlib, Siria, han huido ya del asedio, el hambre y los crímenes de guerra que han azotado Alepo, la Guta oriental, Homs, Daraa y otros lugares. Ahora luchan por acceder a comida, agua y atención médica.

En estos momentos, esas mismas personas están siendo atacadas por fuerzas gubernamentales sirias que, respaldadas por fuerzas rusas, utilizan bombas de barril y bombas de racimo, prohibidas internacionalmente. Con la ofensiva a gran escala que se cierne sobre Idlib, es probable que se produzcan pérdidas civiles devastadoras y crímenes de guerra masivos.

Debemos impedir urgentemente una repetición de los terribles ataques a civiles que hemos presenciado en otras ciudades sirias.

Cada segundo cuenta.

Las vidas de millones de personas están en las manos de los gobiernos de Siria, Rusia, Irán y Turquía: todos ellos se encuentran en una posición excepcional para impedir una tragedia en Idlib.

Dedica dos minutos a pedir a estos gobiernos que protejan de los ataques a la población civil de Idlib y que permitan la entrada de ayuda humanitaria que proporcione comida, agua no contaminada y atención médica a quienes lo necesitan.

Campaña cerrada