Ayúdanos a encontrar a las personas desaparecidas de Siria

Desde que estalló la crisis en 2011, más de 75.000 personas han desaparecido sin dejar rastro o han sido objeto de desaparición forzada en Siria.

Mientras las familias buscan a sus seres queridos, el gobierno de Siria está sometiendo a desaparición forzada o a detención arbitraria a decenas de miles de civiles, trabajadores de ayuda humanitaria y activistas pacíficos, simplemente para sembrar el terror entre la población civil Siria y castigarla colectivamente.

Muchos han sufrido tortura o malos tratos en prisión y, como consecuencia, más de 15.000 han muerto bajo custodia.

Los grupos armados de oposición en Siria también han sometido a desaparición forzada a cientos de personas en las zonas bajo su control y les han infligido tortura y otros malos tratos.

Vivir día a día es muy difícil y costoso. La esperanza me ayuda a continuar, y me empuja a trabajar duramente para conseguir su liberación. No pierdo la esperanza de que vuelvan. Siempre estoy imaginando el instante en que me anuncian su liberación.
- Fadwa Mahmoud, activista Siria y cofundadora de “Familias por la Libertad”, madre y esposa de dos desaparecidos, Abdulaziz al Kheir y Maher Tahan.

Estas prácticas forman parte de un ataque sistemático y generalizado contra la población civil por parte del gobierno y grupos armados sirios. Son claras violaciones del derecho internacional y, en muchos casos, constituyen crímenes de guerra. No nos quedaremos de brazos cruzados dejando que esto suceda.

Te pedimos que actúes y prestes tu apoyo a las familias de las personas que están desaparecidas y en paradero desconocido, pidiendo a Rusia y a Estados Unidos que presionen al gobierno y los grupos armados sirios para que revelen la suerte y el paradero de sus seres queridos.

Firma la petición:

Desde que estalló la crisis en 2011, más de 75.000 personas han desaparecido sin dejar rastro o han sido objeto de desaparición forzada a manos del gobierno y las fuerzas armadas Sirias. Te pedimos que presiones al gobierno sirio para que revele la suerte o el paradero de los desaparecidos.