• Acción

Pon fin a la limpieza étnica en Myanmar

Lo que le está pasando ahora mismo a la población rohingya en Myanmar es planeado, deliberado y selectivo. Es la crisis de refugiados que crece más rápidamente del mundo. Es una limpieza étnica.

Ya podemos confirmar que las fuerzas de seguridad y grupos parapoliciales de Myanmar han incendiado al menos 80 lugares habitados. Pueblos enteros han desaparecido bajo las llamas.

Desde el 25 de agosto, alrededor de 412.000 personas han huido de Myanmar a la vecina Bangladesh, en lo que constituye la crisis de refugiados que crece más rápidamente del mundo. El 80 por ciento de quienes huyen son mujeres y niños y niñas, y muchos están heridos de gravedad.

Hay informes sobre actos de violencia brutal y homicidios.

Las fuerzas de seguridad no sólo están usando la violencia para expulsar a la población rohingya, sino que disparan al azar a quienes tratan de huir. La pesadilla continúa en la frontera de Bangladesh, donde se han colocado minas terrestres que representan un peligro mortal para los rohingyas que ya han sufrido tanta violencia.

Esto es una limpieza étnica que constituye un crimen de lesa humanidad. Estos ataques son sistemáticos y coordinados, y el comandante en jefe de las fuerzas armadas tiene autoridad para detenerlos.

Firma la petición y pide al general Min Aung Hlaing, comandante en jefe de las fuerzas armadas, que:

  • ponga fin de inmediato a la campaña militar de violencia y abusos contra los derechos humanos;
  • permita el acceso libre y sin trabas de personal humanitario, la ONU, periodistas independientes y observadores de la situación de los derechos humanos al estado de Rajine y garantice su seguridad.

Seguiremos enviando vuestras firmas al comandante en jefe. No pararemos hasta que pare la violencia. Firma ya