En prisión por expresar su opinión: di a las autoridades egipcias que pongan fin a la represión

En la peor represión de la libertad de expresión de la historia reciente del país, las autoridades egipcias han detenido a decenas de personas, entre las que hay activistas, periodistas, políticos, aficionados al fútbol y artistas.

Las personas egipcias que alzan la voz contra el gobierno están siendo encerradas sin un juicio justo. Los medios de comunicación las tildan de “terroristas” y “delincuentes”, simplemente por expresar de manera pacífica sus opiniones. Hacía decenios que no se veía una represión de esta magnitud. Con todo, algunas personas egipcias valientes siguen alzando la voz pese a que peligre su libertad.

Gracias a tu presión, Amal Fathy, Haytham Mohamadeen y Wael Abbas han quedado en libertad condicional.

Pero una libertad condicional no es suficiente. Y los tres siguen enfrentándose a cargos. Amal Fathy fue condenada a dos años de prisión en una de las dos causas que se siguen contra ella. Debe presentarse en una comisaría de policía durante cuatro horas, dos veces a la semana, y podría ser encarcelada de nuevo en cualquier momento. Muchas personas más siguen en prisión. Es preciso seguir presionando.

Súmate y pide al presidente egipcio Abdel Fatah al Sisi que:

  • Ponga en libertad de forma inmediata e incondicional a Adel Sabry, Ahmed Tarek, Hassan al Banna, Hisham Genena, Moataz Wadnan, Mustafa al Aasar, Shady Abu Zeid y Shady al Ghazali; y retire todos los cargos presentados contra Amal Fathy, Haytham Mohamadeen y Wael Abbas.

Libere a todas las demás personas detenidas únicamente por expresar de forma pacífica sus opiniones o realizar su labor periodística.