Exige viviendas adecuadas para las personas sin tierras de Nepal cuyas casas fueron destruidas en los terremotos de 2015

En 2015 Nepal quedó arrasado por dos enormes terremotos que destruyeron totalmente más de 600.000 viviendas y parcialmente, más de 250.000. Cientos de miles de sobrevivientes siguen viviendo en alojamientos temporales hechos sobre todo de lona y planchas de zinc.

Entre las personas más afectadas está la gente pobre que no posee tierras, pues ahora mismo no tienen derecho a recibir ayuda del gobierno para reconstruir sus hogares.

El gobierno de Nepal lanzó en 2016 un programa de subvenciones en efectivo para ayudar a la población a construir viviendas resistentes a los terremotos. No obstante, quienes no poseen tierras no pueden solicitar estas subvenciones tan vitales, simplemente porque no tienen documentos que acrediten la propiedad de la tierra.

Se calcula que hasta el 25% de la población nepalí carece total o parcialmente de tierras. Esta situación afecta desproporcionadamente a las mujeres, las comunidades indígenas, la población dalit y otras minorías étnicas basadas en el sistema de castas.

La única vía que tienen estas personas de obtener una subvención en efectivo para reconstruir sus casas es conseguir el permiso de sus arrendatarios o que las autoridades y vecinos confirmen que su vivienda existió y fue destruida. Pero este proceso no se está aplicando adecuadamente y deja a muchos sin la ayuda monetaria del gobierno.

Todas las personas que perdieron su vivienda en el terremoto necesitan una vivienda adecuada y tienen derecho a ella, con independencia de quién sea el propietario de la tierra.

Actúa ya y exige que se proteja el derecho a una vivienda adecuada para las personas sin tierras de Nepal cuyas casas fueron destruidas en los terremotos de 2015 firmando esta petición, que entregaremos al primer ministro de Nepal.

Al primer ministro de Nepal, Sher Bahadur Deuba:

Deseo expresarle mi preocupación por la falta de protección de los grupos desfavorecidos en el modelo de reconstrucción de propiedad privada.

Le ruego que, como primer ministro de Nepal, garantice el derecho a una vivienda adecuada de todas las personas afectadas por el terremoto, y que dé la debida prioridad a las más desfavorecidas.