• Acción

Sri Lanka: Alza la voz contra las ejecuciones

Tras 43 años sin aplicación de la pena de muerte en el país, según los informes el presidente srilankés, Maithripala Sirisena, tiene previsto ejecutar a personas condenadas a muerte.

Si esto sucede, el presidente Maithripala acabaría él solo con el envidiable historial de Sri Lanka de rechazo de este irreversible castigo en la región.

En un momento en que la mayoría del mundo ha dado la espalda a la pena de muerte –especialmente para delitos relacionados con drogas–, el país corre el peligro de tomar la dirección equivocada y sumarse a la cada vez más reducida minoría de Estados que mantienen esta práctica.

No hay pruebas de que la pena de muerte tenga un efecto disuasorio especial frente a la delincuencia. Las ejecuciones nunca son la solución y, en el caso de los delitos relacionados con drogas, constituyen una violación del derecho internacional. Sri Lanka debe elegir una vía más humana y justa.

La última ejecución en Sri Lanka se llevó a cabo en 1976. 2019 no puede ser el año en el que se dé marcha atrás a este avance.

Firma la petición para alzar la voz contra la  pena de muerte en Sri Lanka

Presidente Maithripala, le exigimos que:

  • deje de dar pasos hacia la reanudación de las ejecuciones en Sri Lanka;
  • conmute todas las penas de muerte;
  • mantenga la suspensión oficial de las ejecuciones, existente desde hace decenios en el país.