TURQUÍA: LIBERTAD PARA LOS PERIODISTAS Y OTRAS PERSONAS QUE TRABAJAN EN MEDIOS DE COMUNICACIÓN ENCARCELADOS

Turquía encarcela ya a más periodistas que ningún otro país del mundo. Una tercera parte de los periodistas encarcelados en el mundo está en prisiones turcas, la inmensa mayoría en espera de juicio.

Periodistas y personas que trabajan en los medios de comunicación de todos los medios de la oposición vienen siendo objeto de una campaña de represión sin precedentes desde el intento violento de golpe de Estado de julio de 2016.

Unido al cierre de más de 160 medios, el mensaje es claro e inquietante: el espacio para la disidencia se reduce cada vez más y pronunciarse tiene un coste incalculable.

Esta represión debe terminar. Actúa ya para exigir libertad para los medios de comunicación en Turquía.

Los periodistas y otras personas que trabajan en medios de comunicación deben ser liberados de la detención en espera de juicio. Unos medios de comunicación libres son un elemento esencial de cualquier sociedad pluralista que funcione.

Hay que permitir que hagan su labor, porque el periodismo no es un delito.