• Campañas

Irán: En libertad algunos periodistas; aún en prisión muchos otros.

, Índice: MDE 13/115/2009

Más información sobre AU 171/09 Índice: MDE 13/115/2009 Fecha: 30 de octubre de 2009
ACCIÓN URGENTE
EN LIBERTAD ALGUNOS PERIODISTAS;N EN PRISN MUCHOS OTROS
Maziar Bahari y Mohammad Ghouchani quedaron en libertad bajo fianza el 17 y el 29 de octubre,
respectivamente. Al menos tres periodistas más continúan recluidos en la prisión de Evín de Teherán,
donde están expuestos a sufrir malos tratos. Son presos de conciencia.
Mohammad Ghouchani, director del periódico Etemad-e Melli, quedó en libertad el 29 de octubre por la noche, dos meses
después de haber pagado una fianza de mil millones de riales (unos 100.000 dólares estadounidenses). Maziar Bahari,
periodista irano-canadiense de la revista Newsweek, fue puesto en libertad bajo fianza de tres mil millones de riales. Se le
permitió salir de Irán y llegó a Reino Unido tres días después, a tiempo del nacimiento de su primer hijo.
Bahman Ahmadi Amou’i, esposo de la periodista Zhila Bani Ya'qoub (puesta en libertad el 19 de agosto), se encuentra recluido
sin cargos desde su detención, el 20 de junio. Saeed Laylaz, escritor que colabora con la revista Sarmayeh, compareció ante la
Sección 28 del Tribunal Revolucionario de Teherán el 23 de septiembre parar apelar contra una prórroga de dos meses de su
orden de detención a pesar de que anteriormente se había dictado orden de dejarlo en libertad bajo fianza de dos mi millones de
riales. Se encuentra todavía recluido en régimen de aislamiento, a pesar de haberse ordenado judicialmente su traslado a una
sección abierta de la prisión. Se le permitió telefonear a su familia el día de su cumpleaños, el 1 de octubre, y su esposa le hizo
una breve visita a la prisión el 5 de octubre. Keyvan Samimi Behbehani, director de la revista prohibida Nameh, está recluido en
régimen de aislamiento en la Sección 209 de la prisión de Evín. En agosto, durante una visita de su familia, dijo que lo habían
golpeado brutalmente y habían tenido que atenderlo en la clínica de la prisión. Se sabe ya que Rouhollah Shahsavar quedó en
libertad el 25 de junio.
ESCRIBAN INMEDIATAMENTE en persa, en árabe, en inglés, en francés o en su propio idioma:
Acogiendo con satisfacción que Mohammad Ghouchani y Maziar Bahari hayan sido puestos en libertad bajo fianza y pidiendo
información sobre los cargos que puedan haberse presentado contra ellos;
Pidiendo a las autoridades que dejen en libertad a Bahman Ahmadi Amou’i, Saeed Laylaz y Keyvan Samimi Behbehani de
inmediato y sin condiciones, pues se encuentran recluidos únicamente por el ejercicio pacífico del derecho a la libertad de
expresión;
instando a las autoridades a que garanticen que no son torturados ni sometidos a otros malos tratos y que se investiga
exhaustivamente toda denuncia de tortura u otros malos tratos y se lleva a los responsables ante la justicia para que sean
sometidos a un juicio justo.
ENVÍEN LOS LLAMAMIENTOS, ANTES DEL 8 DE DICIEMBRE DE 2009 A:
Líder de la República Islámica
Leader of the Islamic Republic
Ayatollah Sayed ‘Ali Khamenei
The Office of the Supreme Leader
Islamic Republic Street End of
Shahid Keshvar Doust Street, Tehran,
Irán
Correo-e: vía el sitio web:
http://www.leader.ir/langs/en/index.php?
p=letter (inglés)
http://www.leader.ir/langs/fa/index.php?
p=letter (persa)
Tratamiento: Your Excellency
/Excelencia
Presidente de la Magistratura
Head of the Judiciary
Ayatollah Sadeqh Larijani
Howzeh Riyasat-e Qoveh Qazaiyeh
(Office of the Head of the Judiciary)
Pasteur St., Vali Asr Ave., south of
Serah-e Jomhouri, Tehran
1316814737, Irán
http://www.dadiran.ir/tabid/75/Default.a
spx
Tratamiento: Your Excellency /
Excelencia
Y copias a:
Presidente de la Asociación de
Periodistas Iraníes
Head of the Iranian Journalists’
Association
Rajabali Mazrooei
No. 87, 7th St., Kabkanian St.
Keshavarz Boulevard
Tehran
Irán
Correo-e:
generalsecretary@aoij.org
Fax: 98 21 896 35 39
Tratamiento: Dear Mr Mazrooei / Señor
Mazrooei
Envíen también copias a la representación diplomática acreditada en su país. Consulten con la oficina de su Sección si van a enviar los
llamamientos después de la fecha anteriormente indicada. Esta es la segunda actualización de AU 171/09 (MDE 13/062/2009). Más
información: http://www.amnesty.org/es/library/info/MDE13/062/2009 y www.amnesty.org/es/library/info/MDE13/092/2009
Fecha: 30 de octubre de 2009
ACCIÓN URGENTE
EN LIBERTAD ALGUNOS PERIODISTAS;N EN PRISN MUCHOS OTROS
INFORMACIÓN COMPLEMENTARIA
En agosto, tras 65 días en régimen de aislamiento en la prisión de Evín, Bahman Ahmadi Amou’i fue trasladado a una celda de la
Sección 209, que mide 3,5 m² y que comparte con otros dos presos. Su abogado ha podido reunirse con él y tener acceso a su
expediente. La Sección 2 del Tribunal Revolucionario no reconoció que lo estaba investigando hasta comienzos de octubre.
Explicó que, como la investigación no había terminado aún, no se permitía a su abogado ver el expediente del caso. Bahman
Ahmadi Amou'i ha podido recibir tres veces la visita de su familia.
A las personas recluidas en la Sección 209 de la prisión de Evín sólo se les permite estar al aire libre tres veces a la semana
durante 20 minutos como máximo. Tienen limitado el acceso a los retretes y las duchas; sólo pueden utilizar los primeros cuatro
veces al día, en determinados momentos, por lo que muchas tienen infecciones renales y hepáticas. A veces se les limita el
tratamiento médico y se les niega la atención de la salud, aparentemente para ejercer presión sobre ellas.
En los días siguientes al anuncio, el 13 de junio, de que el presidente Mahmoud Ahmadineyad había ganado las elecciones
presidenciales, centenares de miles de iraníes participaron en manifestaciones multitudinarias y en general pacíficas convocadas
en todo el país para cuestionar el resultado electoral. Las autoridades impusieron en seguida estrictas restricciones a la libertad
de expresión, asociación y reunión. Se interrumpieron considerablemente las telecomunicaciones y los sistemas de Internet; se
prohibieron publicaciones iraníes por ofrecer información sobre los disturbios ocurridos en todo el país, y se prohibió salir a la
calle a reporteros extranjeros, no se les renovó el visado y en algunos casos se los detuvo o se los expulsó del país. Se cree que
continúan detenidos o encarcelados desde las cuestionadas elecciones del 12 de junio unos 20 periodistas.
En respuesta a las manifestaciones masivas, hubo un gran despliegue de fuerzas de seguridad, en especial de la fuerza
paramilitar Basiy, y en las tres o cuatro semanas siguientes a las elecciones se detuvo al menos a 4.000 personas, incluidas
destacadas figuras políticas próximas a los candidatos presidenciales Mir Hossein Musavi y Mehdi Karroubi o al ex presidente
Jatamí, que apoyó la campaña de Mir Hossein Musavi. También se detuvo a defensores de los derechos humanos y a periodistas,
a los que se ha negado el acceso a un abogado, aunque en general han podido ver a sus familias. De vez en cuanto se han
seguido practicando detenciones, por ejemplo de estudiantes, que han continuado protestando en las universidades desde que
comenzó el curso académico en septiembre.
Las fuerzas de seguridad hicieron uso excesivo la fuerza contra los manifestantes, a causa de lo cual murieron decenas de
personas y centenares más resultaron heridas. Algunas de éstas murieron posteriormente como consecuencia de las heridas
sufridas. Otras personas han resultado heridas o han muerto por tortura sufrida bajo custodia.
El 4 de agosto de 2009 comenzaron juicios masivos de centenares de personas que fueron manifiestamente injustos, incluido el
último, celebrado el 25 de agosto. Los detenidos “confesaron” imprecisos cargos que a menudo no constituían delitos comunes
reconocibles. Estas “confesiones”, obtenidas aparentemente con coacción, fueron aceptadas por el tribunal. Algunos de los
acusados fueron filmados haciendo este tipo de “confesiones”, y las imágenes se emitieron por televisión antes del juicio. Al
menos cuatro de las personas juzgadas han sido condenadas a muerte, y podría imponerse la misma pena a muchas otras. Al
parecer, decenas de ellas han sido condenadas a prisión; al menos en un caso a 15 años.
Las autoridades iraníes han confirmado que al menos algunas de las personas detenidas por las protestas realizadas tras las
elecciones han sido sometidas a tortura y otros malos tratos y que se han cometido abusos en al menos un centro de detención,
el de Kahrizak, situado a las afueras de Teherán y cerrado desde entonces por orden del líder supremo, ayatolá Ali Jamenei. Al
parecer se ha llevado a los tribunales por su participación en los abusos a 12 agentes de policía y a un juez implicados en el
traslado de detenidos a Kahrizak. El 9 de septiembre, Farhad Tajari, miembro de un comité especial establecido por el
Parlamento iraní para examinar las detenciones practicadas tras las elecciones, dijo a la agencia de noticias Fars News que un
futuro próximo se celebrará una vista judicial para examinar infracciones de la ley cometidas en el caso de Kahrizak”.
El 7 de septiembre, unos funcionarios de los servicios de seguridad iraníes cerraron la oficina de un comité cofundado por Mehdi
Karroubi y Mir Hossein Mousavi. Confiscaron testimonios reunidos por el comité sobre abusos cometidos contra manifestantes y
detenidos en el curso de las manifestaciones celebradas tras las elecciones presidenciales. Amnistía Internacional expresó el
temor de que como consecuencia de ello las personas que ofrecieron los testimonios sufrieran represalias de las fuerzas de
seguridad (véase: http://www.amnesty.org/es/news-and-updates/victimas-violacion-torturas-continuan-situacion-riesgo-iran-
20090910).
Más información sobre AU: 171/09 Índice MDE 13/115/2009 Fecha de emisión: 30 de octubre de 2009

Selecciona un idioma para ver el informe