• Campañas

Irán: Prevista devolución a prisión de dos hombres en Irán

, Índice: MDE 13/036/2010

Nueve hombres detenidos en Irán en relación con las protestas contra los controvertidos resultados de las elecciones presidenciales de junio de 2009 han sido puestos en libertad bajo fianza. Sin embargo, se sabe que dos de ellos están en libertad sólo temporalmente, porque van a ser devueltos en seguida a la prisión.

Más información sobre AU: 214/09 Índice: MDE 13/036/2010 Irán Fecha: 1 de abril de 2010
ACCIÓN URGENTE
PREVISTA DEVOLUCIÓN A PRISIÓN DE DOS HOMBRES EN IRÁN
Nueve hombres detenidos en Irán en relación con las protestas contra los controvertidos resultados de las
elecciones presidenciales de junio de 2009 han sido puestos en libertad bajo fianza. Sin embargo, se
sabe que dos de ellos están en libertad sólo temporalmente, porque van a ser devueltos en seguida a la
prisión.
Behzad Nabavi, ex parlamentario, fue condenado a seis años de prisión el 25 de noviembre de 2009 por “atentar contra la
seguridad nacionaly por "propaganda contra el Estado”. En febrero de 2010 se le redujo la pena en apelación a cinco años, tras
ser absuelto del cargo de "propaganda contra el sistema”. El 16 de marzo de 2010 lo dejaron en libertad durante 20 días por
razones médicas, bajo fianza de una cantidad equivalente a unos 800.000 dólares estadounidenses. Anteriormente, en
noviembre de 2009, había estado en libertad durante 10 días tras haber sido hospitalizado el mes anterior. Kian Tajbakhsh,
profesor universitario de doble nacionalidad, iraní y estadounidense, quedó en libertad el 13 de marzo de 2010, bajo fianza de
una cantidad equivalente a unos 800.000 dólares. Lo dejaron libre durante 15 días a fin de que celebrara el Año Nuevo iraní. Al
principio había sido condenado a 15 años de prisión, pero se le redujo la pena a 5 en apelación. Entre los cargos presentados
contra él figuraban los de "atentar contra la seguridad nacional" y "espiar y estar en contacto con extranjeros en la oposición al
sistema".
Los otros siete hombres puestos en libertad bajo fianza son: Hossein Rassam, iraní empleado en la embajada británica en
Teherán; el ex vicepresidente Mohammad Ali Abatí; el ex viceministro del Interior Mohammad Atrianfar, el ex viceministro de
Asuntos Exteriores Mohsen Aminzadeh; Abdollah Ramazanzadeh, ex portavoz del gobierno; Mohsen Mirdamadi, ex miembro del
Parlamento, y Maziar Bahari, reportero iranocanadiense de la revista Newsweek, a quien se permitió abandonar Irán. La mayoría
están condenados a prisión. Sus apelaciones podrían verse en cualquier momento, y si se rechazan, podrían ser vueltos a
encarcelar de inmediato. Mohsen Mirdamadi tiene que ser juzgado aún por cargos como "atentar contra la seguridad del Estado" y
"propaganda contra el Estado". No se tiene noticia de que se haya fijado la fecha del juicio.
ESCRIBAN INMEDIATAMENTE en persa, en árabe, en inglés, en francés o en su propio idioma:
Acogiendo con satisfacción la libertad bajo fianza de estos nueve hombres, pero expresando preocupación por el hecho de
que Kian Tajbakhsh y Behzad Nabavi vayan a ser devueltos en seguida a la prisión.
Pidiendo a las autoridades iraníes que no devuelvan a la prisión ni a estos dos hombres ni a los otros seis que se encuentran
aún en libertad bajo fianza en Irán y van a ser juzgados o han sido condenados ya a prisión en relación con las protestas contra el
resultado de las elecciones de junio de 2009.
Pidiéndoles que garanticen que los ocho son puestos en libertad sin condiciones.
ENVÍEN LOS LLAMAMIENTOS ANTES DEL 13 DE MAYO DE 2010 A:
Presidente de la Magistratura
Provincial de Teherán
Head of the Provincial Judiciary in
Tehran
Ali Reza Avaei
Karimkhan Zand Avenue
Sana’i Avenue, Corner of Alley 17,
No. 152
Tehran, Irán
Correo-e: avaei@Dadgostary-tehran.ir
Tratamiento: Dear Mr Avaei / Señor
Avaei
Presidente de la Magistratura
Head of the Judiciary
Ayatollah Sadeqh Larijani
Office of the Head of the Judiciary
Pasteur St., Vali Asr Ave., south of
Serah-e Jomhouri, Tehran,
1316814737
Irán
Correo-e: Vía el sitio web:
http://www.dadiran.ir/tabid/75/Defau
lt.aspx
(pongan el nombre en la primera
casilla, el apellido en la segunda y la
dirección electrónica en la tercera)
Tratamiento: Your Excellency
/Excelencia
Y copias a:
Secretario General del Consejo
Superior de Derechos Humanos
Secretary General, High Council for
Human Rights
Mohammad Javad Larijani
Howzeh Riassat-e Ghoveh Ghazaiyeh
Pasteur St, Vali Asr Ave., south of
Serah-e Jomhuri
Tehran 1316814737
Irán Fax: +98 21 3390 4986
Correo-e: bia.judi@yahoo.com
(Asunto: FAO Mohammad Javad
Larijani)
Envíen también copias a la representación diplomática de Irán acreditada en su país. Consulten con la oficina de su Sección si
van a enviar los llamamientos después de la fecha anteriormente indicada. Esta es la primera actualización de AU 214/09 (MDE
13/083/2010). Más información: www.amnesty.org/es/library/info/MDE13/083/2009
Fecha: 1 de abril de 2010
ACCIÓN URGENTE
PREVISTA DEVOLUCIÓN A PRISIÓN DE DOS HOMBRES EN IRÁN
INFORMACIÓN COMPLEMENTARIA
Hossein Rassam fue condenado a puerta cerrada a cuatro años de prisión al final de octubre de 2009 por el cargo de "atentar
contra la seguridad del Estado", y ha presentado una apelación. Anteriormente, al final de agosto de 2009, había sido puesto ya
en libertad bajo fianza. El 21 de noviembre de 2009, el ex vicepresidente 2009 Mohammad Ali Abtahi fue condenado a seis
años de prisión por "atentar contra la seguridad del Estado" y por "actividades de propaganda contra el sistema". Mohammad
Atrianfar fue condenado a seis años por cargos similares, se cree. Quedaron poco después en libertad bajo fianza de cantidades
equivalentes a 700.000 y 500.000 dólares, respectivamente, en espera del resultado de sus apelaciones contra las sentencias
condenatorias y las condenas. Mohsen Aminzadeh, ex viceministro de Asuntos Exteriores, fue condenado a seis años de prisión el
7 de febrero de 2010. Quedó en libertad el 10 de febrero de 2010 bajo fianza de unos 700.000 dólares en espera del resultado
de su apelación. Había sido declarado culpable de “atentar contra la seguridad nacional” y de “propaganda contra el sistema por
conceder entrevistas a televisiones extranjeras. Hay otro cargo, "insultar al presidente", pendiente contra él. Abdollah
Ramazanzadeh, que fue portavoz del gobierno, fue condenado a seis años de prisión. Había sido declarado culpable de "atentar
contra la seguridad nacional", de "propaganda contra el sistema" y de "posesión de documentos confidenciales". Quedó en
libertad bajo fianza el 23 de diciembre de 2009. Mohsen Mirdamadi, ex parlamentario, fue puesto en libertad el 17 de marzo de
2010 tras haber depositado una fianza de unos 450.000 dólares, aunque está todavía a la espera de la sentencia por los cargos
de “atentar contra la seguridad nacional” y “propaganda contra el sistema. Maziar Bahari quedó en libertad el 17 de octubre de
2009 bajo fianza de unos 300.000 dólares. Se le permitió salir de Irán, y llegó al Reino Unido tres días después, a tiempo de
estar presente en el nacimiento de su primer hijo.
Desde las controvertidas elecciones presidenciales de junio de 2009 se ha detenido a más de 5.000 personas, incluidas más de
1.000 detenidas durante y después de manifestaciones multitudinarias celebras en la festividad religiosa de Ashura, el 27 de
diciembre. Entre los detenidos hay destacados políticos y activistas políticos, estudiantes, defensores de los derechos humanos y
periodistas. Desde comienzos de marzo de 2010 se vienen practicando detenciones generalizadas de defensores de los derechos
humanos.
Muchos de los detenidos desde junio de 2009 han sido sometidos a juicios manifiestamente injustos, en los que les han
impuesto largas penas de prisión y, en algunos casos, penas de flagelación. Se cree que al menos 14 han sido condenados a
muerte; de éstos, dos han sido ejecutados, y a tres les han conmutado la pena de muerte por condenas de prisión. Entre los que
se sabe que han sido condenados a muerte figuran dos personas declaradas culpables de “moharebeh” (enemistad con Dios) por
su presunta pertenencia a Anjoman-e Padashahi Iran, grupo que propugna la restauración de la monarquía en Irán, y cinco
personas (dos mujeres y tres hombres) cuyo nombre se ignora y que, al parecer, fueron juzgadas y declaradas culpables de
moharebeh” en enero de 2010 por presunta pertenencia a la Organización Muyahidín del Pueblo de Irán (grupo de oposición
radicado en el extranjero) y por organizar las manifestaciones de Ashura. Un universitario de 20 años, Mohammad Amin Valian,
también ha sido condenado a muerte, aunque aún no se ha visto su recurso de apelación. Fue una de cinco personas acusadas
de “moharebeh” durante un juicio a que fueron sometidas un total de 16 en enero y febrero de 2010. En el juicio se mostró un
vídeo en el que se lo veía arrojar piedras durante las manifestaciones de Ashura y que se utilizó como prueba para declararlo
culpable de “moharebeh”. La Campaña Internacional por los Derechos Humanos en Irán ha informado también de que Abdolreza
Ghanbari, de 42 años, figura entre los condenados a muerte, aunque no ha habido confirmación oficial de ello.
Las autoridades iraníes continúan restringiendo severamente la libertad de expresión en Irán, deteniendo a periodistas (decenas
de los cuales continúan, se cree, recluidos), imponiendo restricciones al uso de Internet (incluido el uso de redes sociales) y
cerrando periódicos. Asimismo, siguen negando el permiso para celebrar manifestaciones contra el gobierno y han tomado
medidas brutales para reprimirlas, restringiendo gravemente, así, la libertad de reunión. Las autoridades han reconocido más de
40 muertes, pero fuentes de la oposición dicen que la verdadera cifra es mucho mayor, de más de 80.
En febrero de 2010, Irán aceptó varias recomendaciones para garantizar la libertad de expresión y las actividades de la prensa,
formuladas por otros Estados en el marco del examen periódico universal de su historial en derechos humanos ante el Consejo de
Derechos Humanos de la ONU (véase el párr. 90, recomendaciones 52-58 en http://www.upr-info.org/IMG/pdf/A_HRC_WG-
6_7_L-11_Iran.pdf), pero rechazó otras recomendaciones en las que se pedía el fin de medidas como el hostigamiento y la
detención arbitraria de escritores, periodistas y autores de blogs. Parece que, a pesar de tales compromisos públicos, en la
práctica las autoridades iraníes continúan incumpliendo sus obligaciones de derechos humanos con respecto a la libertad de
expresión y reunión.
Más información sobre AU: 214/09 Índice: MDE 13/036/2010 Fecha de emisión: 1 de abril de 2010

Selecciona un idioma para ver el informe