• Campañas

UA 366/91 - Zaire: Extrajudicial executions continue

, Índice: AFR 62/004/1991

EXTERNO (Para distribución general) Indice AI:
AFR 62/04/91/s
AU 366/91 1 de noviembre de 1991 Distr:
AU/SC
Preocupación de ejecuciones extrajudiciales
ZAIRE
Amnistía Internacional ha recibido informes según los cuales el general Mahele
Lieko Bokungu, Jefe del Estado Mayor del ercito de Zaire, emitió una declaración
pública el 26 de octubre de 1991, en la que autorizaba a miembros de las fuerzas de
seguridad a usar armas de fuego si sentían amenazada su vida. Antes de su desiganción
a finales de septiembre de 1991, el general era jefe del servicio de seguridad militar
conocido como Service d'action et de reinsegnements militaires (SARM), que ha sido
responsable de violaciones de derechos huamanos, entre ellas el uso de medios letales
contra opositores al gobierno desarmados. No anunc ninguna salvaguardia para
garantizar que los miembros de las fuerzas de seguridad no interpetrarían su declaración
como un permiso para matar a civiles desarmados en situaciones en las que el uso de
armas de fuego no estaa permitida por las normas internacionales sobre el uso de
medios letales.
Los partidos de oposición, que estaban planenado celebrar concentraciones
públicas para protestar porque el presidente Mobutu Sese Seko se había negado a permitir
a un dirigente de la oposicn ocupar el cargo de primer ministro, han interpretado
la declaración del general como una amenaza directa a sus miembros. Desde el 23 de
septiembre de 1991 ha habido un incremento de la violencia y desórdenes públicos,
entre ellos al saqueo y destrucción de propiedadblica y privada. Esta situación
fue iniciada por soldados de la base de paracaidistas, cerca de Kinshasa, conocida
como Centre d'entrainement des troupes aeropores (CETA), en protesta por su salario,
bajo e irregular. Esta violencia iniciada por el ejército se ha extendido desde entences
prácticamente a todas las ciudades de Zaire. Según informes, han muerto más de 200
personas. El gobierno no ha tomado ninguna medida para llevar ante la justicia a miembros
de las fuerzas armadas responsables de la muerte de civiles desarmados. Las
negociaciones entre el presidente Mobutu y dirigentes de la oposición para formar
un gobierno de transición de unidad nacional se han roto.
A la luz del historial de violaciones de derechos humanos de las fuerzas de
seguridad, Amnistía Internacional siente preocupación porque los miembros de las
fuerzas de seguridad puedan interpretar la declaración del general como un apoyo al
uso de medios letales contra opositores al gobierno desarmados. las autoridades de
Zaire se ha negado reiteradamente a ordenar investigaciones indepenidentes e
imparciales sobre los incidente en los que miembros de las fuerzas de seguridad llevaron
a cabo, al parecer, ejecuciones extrajudiciales.
Las fuerzas de seguridad de Zaire mataron a s de 50 simpatizantes de partidos
de oposicn desarmados entre abril y septiembre de 1991, a pesar de cesar en 1990
la prohibición impuesta a los partidos de oposición y el reconocimiento oficial de
varias decenas de partidos poticos. La mayoría de las muertes se han producido en
el curso de manifestaciones, pero también personas individuales han sido ctimas
2
de homicidios.
El mayor número de homicidios de produjo en abril, en la localidad de Mbuji-Mayi,
en el sureste del país, cuando los soldados abrieron fuego contra simpatizantes de
la Union pour la mocratie et le progrès national (Unión por la Democracia y el Progreso
Nacional) que protestaban por las detenciones y la incautación de propiedades por
los soldados. Las autoridades dijeron que haan muerto nueve personas; sen fuentes
no oficiales, más de 40.
En septiembre hubo dos incidentes en la capital, Kinshasa. El 2 de septiembre,
las tropas abrieron fuego contra un grupo que construía barricadas para llamar al
atención sobre injusticias ecomicas y sociales. Dos días después, al menos tres
personas resultaron muertas cuando miembros de la Guardia Civil paramilitar y
simpatizantes del partido en el poder asaltaron las oficinas de dos partidos de la
oposición.
Esta sucesión de incidentes muestra que, más que apoyar las acciones de las
fuerzas de seguridad, las autoridades deben emitir instrucciones públicas claras
estableciendo las circunstancias limitadas en las que pueden usarse medios letales,
tal como disponen los Principios Básicos de la ONU sobre el Empleo de la Fuerza y
Armas de Fuego por los Funcionarios Encargados de Hacer Cumplir la Ley, adoptado por
el Octavo Congreso de las Naciones Unidas sobre Prevención del Delito y Tratamiento
del Delincuente el 7 de septiembre de 1990.
3
ACCIONES RECOMENDADAS: Telegramas, télex, cartas urgentes, cartas por vía aérea:
-expresando preocupación por los informes según los cuales el 26 de octubre de 1991
el jefe del Estado Mayor de las fuerzas armadas de Zaire autorizó a miembros
de las fuerzas de seguridad a usar armas de fuego y otros medios letales contra
civiles si sienten que sus vidas corren peligro;
-señalando que el jefe del Estado mayor no anunció ninguna salvaguardia para garantizar
que los miembros de las fuerzas armadas no llevarían a cabo homicidios
arbitrarios y ni afirmarían arbitrariamente que sus vidas estaban en peligro;
-señalando que las autoridades no han ordenado que se llevan a cabo investigaciones
imparciales e independientes sobre los informes según los cuales varios
centenares de personas han sido ejecutadas extrajudicialmente este año por
miembros de las fuerzas de seguridad, con el fin de llevar a los responsables
ante la justicia, y salando que los responsables de tales violaciones de
derechos humanos podrían interpretar que esto significa que pueden continuar
violando los derechos humanos con impunidad;
-pidiendo a las autoridades que emitan instrucciones públicas a todos los miembros
de las fuerzas de seguridad que dispongan que las violaciones de derechos
humanos, incluidas las ejecuciones extrajudiciales, son un delito penal y que
los responsables de ellas sen llevados ante la justicia, y que establezcan
directrices estrictas sobre el uso de medios letales de acuerdo con la normativa
internacional.
LLAMAMIENTOS A:
1. President MOBUTU Sese Seko Monsieur le Président
Président de la République Mr President
Présidence de la République Sr Presidente
Kinshasa-Ngaliema
República de Zaire
Telegramas: President Mobutu, Kinshasa, Zaïre
Télex: 21368
2. Général MAHELE Lieko Bokungu Monsieur le Général
Chef d'Etat-major général des Dear General
Forced armées zairoises Estimado General
Ministère de la Défense nationale
Kinshasa-Ngaliema
República de Zaire
Telegramas: General Mahele, Kinshasa-Ngaliema, Zaïre
Télex: 21363 DDN ZR
4
3. Maître NIMY Mayadika Ngimbi Monsieur le Conseiller
Conseiller spécial du Chef Dear Presidential Adviser
de l'Etat en matière de sécurité Estimado Asesor Presidencial
Présidence de la République
Kinshasa-Ngaliema
República de Zaire
Telegramas: Conseiller special de securite, Kinshasa,
Zaire
lex: 21368
COPIAS A: el Ministerio de Asuntos Exteriores del país del remitente, los representantes
diplomáticos del país del remitente acreditados en Zaire y a los representantes
diplomáticos en el país del remitente.
SE RUEGA ENVIEN LOS LLAMAMIENTOS INMEDIATAMENTE. Consulten con el Secretariado
Internacional o con la oficina de la Sección si los enan después del 13 de diciembre
de 1991.

Selecciona un idioma para ver el informe