Mitos y realidad sobre la pena de muerte

Jessica Lee, opositora a la pena de muerte, protesta con su camiseta "NO MATEN EN MI NOMBRE" frente a la prisión de San Quintín, California.

Jessica Lee, opositora a la pena de muerte, protesta con su camiseta "NO MATEN EN MI NOMBRE" frente a la prisión de San Quintín, California.

© AP/PA Photo/Paul Sakuma


El derecho a la vida y a no sufrir tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes está reconocido en la Declaración Universal de Derechos Humanos, en otros instrumentos internacionales de derechos humanos y en las constituciones de muchos países.

Amnistía Internacional cree que la pena de muerte viola estos derechos en todas las circunstancias.

La adopción de la Resolución 62/149 sobre la moratoria del uso de la pena de muerte por la Asamblea General de la ONU en su 62 periodo de sesiones puso de manifiesto que una amplia mayoría de Estados miembros de todas las regiones del mundo están a favor de la suspensión de las ejecuciones.

Sin embargo, son demasiados los gobiernos que todavía creen que pueden resolver acuciantes problemas sociales y políticos ejecutando a unos cuantos presos o incluso a cientos de ellos. Muchas personas de todo el mundo siguen sin ser conscientes de que la pena de muerte no ofrece a la sociedad mayor protección, sino mayor embrutecimiento. La abolición está ganando terreno, pero no con la suficiente rapidez.

La pena de muerte, que se lleva a cabo en nombre del conjunto de la ciudadanía de un país, afecta a todo ser humano. Todas las personas deben saber en qué consiste la pena de muerte, cómo se aplica, cómo les afecta y de qué modo viola los derechos fundamentales.

MÁS INFORMACIÓN
Preguntas y respuestas sobre la pena de muerte
Amnistía Internacional da respuesta a preguntas como “¿Por qué se opone Amnistía Internacional a la pena de muerte?” o “¿No es necesaria la pena de muerte para poner fin a actos de terrorismo y de violencia política?”. Otras preguntas tienen que ver con la inyección letal, las familias de las víctimas, el derecho internacional y las religiones mayoritarias.

Mitos sobre la pena de muerte
¿Proporcionan realmente las ejecuciones justicia a las víctimas de un delito violento y a sus familiares? ¿Tiene la pena de muerte un efecto disuasorio sobre la comisión de delitos?

La realidad de la pena de muerte
La pena de muerte es un castigo irreversible. Todos los sistemas judiciales cometen errores, por lo que, mientras se mantenga la pena de muerte, se seguirá ejecutando a personas inocentes.

La pena capital también es discriminatoria y a menudo se aplica de forma desproporcionada contra personas pobres, desfavorecidas o marginadas, así como contra ciudadanos y ciudadanas a quienes los gobiernos represivos quieren eliminar.