Siria
© Amnesty International
  • Información del país

Resumen

Las partes en el conflicto de Siria seguían cometiendo con impunidad violaciones graves del derecho internacional humanitario, incluidos crímenes de guerra y crímenes de lesa humanidad, y abusos flagrantes contra los derechos humanos. Fuerzas gubernamentales sirias y rusas llevaron a cabo ataques directos contra civiles y bienes civiles, incluidos hospitales y escuelas, mediante bombardeos aéreos de ciudades de las gobernaciones de Idlib, Hama y Alepo, donde causaron el desplazamiento de cerca de un millón de personas. Las fuerzas gubernamentales continuaron obstaculizando el acceso de la ayuda humanitaria a la población civil. Las fuerzas de seguridad detuvieron arbitrariamente a personas participantes en manifestaciones pacíficas y a civiles que se habían reconciliado con el gobierno, y continuaron manteniendo recluidas arbitrariamente a decenas de miles de personas, entre las que había activistas participantes en acciones pacíficas, personal de ayuda humanitaria, profesionales de la abogacía y periodistas y que en muchos casos eran víctimas de desaparición forzada. El autodenominado Ejército Nacional Sirio, apoyado por Turquía, sometió a la población civil de Afrín y Ras al Ain, ciudades del norte del país bajo el control efectivo de Turquía, a una amplia variedad de abusos, como saqueos y confiscación de bienes, detenciones arbitrarias y secuestros. En el noroeste, el grupo armado de oposición Hayat Tahrir al Sham detuvo arbitrariamente y atacó a activistas de medios de comunicación, periodistas, personal médico y de ayuda humanitaria y otras personas. En el nordeste, la Administración Autónoma dirigida por el Partido de la Unión Democrática (PYD) llevó a cabo detenciones arbitrarias y continuó manteniendo recluidas en condiciones inhumanas a decenas de miles de personas presuntamente vinculadas al grupo armado Estado Islámico. El gobierno sirio no protegió adecuadamente a su personal sanitario de la COVID-19 ni ofreció una respuesta nacional firme, lo que puso en peligro miles de vidas. Decenas de miles de personas internamente desplazadas estaban expuestas a contraer la COVID-19 debido a las terribles condiciones de vida.

Seguir leyendo

Situación de la pena de muerte

Retencionista

Retiene la pena de muerte en la legislación.

Noticias

Consultas de los medios

Nuestras oficinas

Follow us on Twitter @AmnestySyria

Correo-e

middleeast@amnesty.org

Secretariado Internacional de Amnistía Internacional

Ver toda la información de contacto