Jordania
© Amnesty International
  • Información del país

Resumen

En marzo, las autoridades declararon el estado de excepción para combatir la COVID-19 y otorgaron al primer ministro amplios poderes que permitieron la detención de al menos 13 periodistas críticos con el gobierno y el rey, así como de personas acusadas de “propagar el pánico sobre la COVID-19”. Durante el confinamiento asociado a la COVID-19 se produjo un aumento de la violencia de género en el ámbito familiar. Gran número de trabajadores y trabajadoras migrantes quedaron abandonados a su suerte, sin que les pagaran sus salarios. El trabajo infantil aumentó como consecuencia del impacto económico de la pandemia, que dejó a muchas familias sumidas en la pobreza. Los niños y niñas de madre jordana y padre extranjero quedaron privados de acceso a los fondos de emergencia estatales. Se dejó sin ayuda humanitaria a algunas personas refugiadas sirias, y muchas otras perdieron su trabajo y regresaron a zonas de Siria controladas por el gobierno.

Seguir leyendo

Situación de la pena de muerte

Retencionista

Retiene la pena de muerte en la legislación.

Noticias

Consultas de los medios

Nuestras oficinas

Secretariado Internacional de Amnistía Internacional

Ver toda la información de contacto