Ucrania
© Oleksandr Kovalenko/Amnesty International
  • Información del país

Resumen

Continuaron los ataques y los actos de intimidación por parte de grupos que propugnaban la discriminación contra las minorías marginadas y contra los activistas de los derechos humanos, aunque la policía protegió un mayor número de reuniones públicas de activistas. Muy pocos autores de violaciones graves de derechos humanos cometidas durante las manifestaciones del Euromaidán comparecieron ante la justicia, y los miembros del servicio de seguridad responsables de recluir y torturar a personas en centros secretos del este de Ucrania de 2014 a 2016 continuaron disfrutando de impunidad absoluta. Sólo en algunos casos de gran repercusión se tuvo noticia de avances en los intentos de llevar ante la justicia a presuntos autores de ataques perpetrados contra activistas y periodistas en el pasado. Aunque se tomaron nuevas iniciativas para abordar la violencia de género, la falta de voluntad política o de recursos para aplicarlas mermaron sus efectos en la práctica. Los territorios del este de Ucrania (Dombás) estaban controlados por separatistas respaldados por Rusia y seguían siendo inaccesibles para muchos actores humanitarios y de la sociedad civil. La limitada información procedente de allí incluía informes de represión violenta de la disidencia en todas sus formas y una práctica generalizada de la tortura y otros malos tratos a personas presas. La situación de los derechos humanos en Crimea, ocupada por Rusia, continuó deteriorándose, y aumentaron todavía más las represalias contra voces disidentes y minorías religiosas.

Seguir leyendo

Situación de la pena de muerte

Abolicionista para todos los delitos

No emplea la pena de muerte.

Noticias

Consultas de los medios

Aleksander Artemev

Responsable de Medios de Comunicación, Rusia y Eurasia, +7 495 6901852

Nuestras oficinas

Secretariado Internacional de Amnistía Internacional

Ver toda la información de contacto