Ghana 2017/2018
Volver a Ghana

Ghana 2017/2018

Se plantearon motivos de preocupación respecto a los juicios injustos y las precarias condiciones de reclusión de las personas condenadas a muerte, así como al uso de cadenas para las personas con discapacidad psicosocial. Las personas LGBTI continuaban sufriendo discriminación, violencia y hostigamiento policial.

Información general

Nana Addo Dankwa Akufo-Addo, del Nuevo Partido Patriótico, fue investido presidente en enero tras las elecciones presidenciales y parlamentarias celebradas en diciembre de 2016.

Novedades jurídicas, constitucionales e institucionales

En julio, Ghana firmó la Convención de la Unión Africana sobre Ciberseguridad y Protección de Datos Personales y el Protocolo a la Carta Africana de Derechos Humanos y de los Pueblos sobre los Derechos de las Personas Mayores en África.

Derechos laborales

El 23 de marzo, Ghana ratificó el Convenio de Minamata sobre el Mercurio, de la ONU, que pretende proteger a los trabajadores contra los metales líquidos tóxicos reduciendo el uso del mercurio en la minería de oro artesanal y a pequeña escala y protegiendo a los menores de edad contra la exposición. En las minas de oro de Ghana trabajaban alrededor de un millón de personas y, a menudo, las comunidades cercanas estaban expuestas directamente al mercurio. En abril, el gobierno comenzó una campaña para poner fin a la minería ilegal de oro a pequeña escala (conocida como “galamsey”), entre cuyos efectos negativos figuraban el aumento de la delincuencia, la pérdida de ingresos y el daño medioambiental, así como el fomento del trabajo infantil peligroso. El gobierno puso en marcha un proyecto de cinco años de duración para proporcionar a los mineros ilegales medios de vida alternativos en el sector minero legal. Más de 300 personas fueron detenidas por presunta extracción ilegal de oro, y una persona murió por disparos de la policía durante las detenciones. Al concluir el año no se había publicado ningún informe oficial sobre esta muerte.

Derechos de la infancia

En mayo, la ministra de Género, Infancia y Protección Social puso en marcha una estrategia para el periodo comprendido entre 2017 y 2026 a fin de abordar el problema del matrimonio precoz. Algunas regiones se veían desproporcionadamente afectadas por el matrimonio prematuro, y el 34% de las niñas en el norte de Ghana se casaban antes de cumplir 18 años. La estrategia incluía acelerar el acceso a una educación de calidad, y a información y servicios de salud sexual y reproductiva, así como aplicar los marcos jurídicos y de política existentes en relación con el matrimonio infantil.

Pena de muerte

Decenas de personas condenadas a muerte, seis de las cuales estaban oficialmente consideradas personas con discapacidad mental o intelectual, se encontraban recluidas en condiciones precarias. Los reclusos sufrían hacinamiento y falta de acceso a asistencia médica y a instalaciones recreativas y educativas.

Muchos condenados a muerte denunciaban que no habían recibido asistencia letrada adecuada en sus juicios. Menos de la cuarta parte de los presos condenados a muerte entrevistados por Amnistía Internacional habían podido apelar contra su declaración de culpabilidad o su condena. Pocas de las personas entrevistadas sabían cómo presentar un recurso de apelación o acceder a asistencia letrada gratuita, y la mayoría no podían pagar un abogado privado. El Servicio de Prisiones de Ghana informó de que, desde 2006, sólo 12 personas recluidas en espera de ejecución habían presentado recursos de apelación, de los que prosperaron la mitad.1 Las propuestas formuladas por el Comité de Aplicación de la Revisión Constitucional para abolir la pena de muerte continuaban estancadas como consecuencia de los retrasos en el proceso de revisión constitucional.

Sistema de justicia

El acceso a la justicia continuaba siendo limitado, especialmente para las personas procedentes de entornos marginados o de ingresos bajos. El Programa de Asistencia Letrada Gratuita de Ghana se vio afectado por la falta de financiación, y únicamente 23 abogados ofrecían asistencia letrada gratuita en un país con una población de más de 28 millones de habitantes.

Derecho a la salud

Seguía siendo habitual encadenar a las personas con discapacidad psicosocial, sobre todo en los “campamentos de oración” privados en todo el país. Esta práctica consistía en sujetar a la persona con cadenas o cuerdas y encerrarla en un espacio reducido como, por ejemplo, una habitación, un cobertizo o una jaula. En junio, la Autoridad de Salud Mental de Ghana puso en libertad a 16 personas —entre ellas dos niñas— encadenadas en el Campamento de Oración de Nyakumasi, un “centro de sanación espiritual” situado en la región Central. A las personas liberadas, algunas de las cuales padecían enfermedades mentales, las llevaron al cercano Hospital Psiquiátrico de Ankaful. Una coalición de organizaciones de la sociedad civil pidió al gobierno que aprobara y aplicara la prohibición del uso de cadenas, y que invirtiera dinero en servicios comunitarios adecuados para apoyar a las personas con enfermedades mentales. Las organizaciones también pidieron al gobierno que aplicara plenamente la Ley de Salud Mental de 2012 que, entre otras cosas, disponía la creación de comités regionales de salud mental encargados de vigilar los centros de salud mental en todo el país. Continuaba la escasez de fondos para los servicios de salud mental.

Derechos de lesbianas, gays, bisexuales, transgénero e intersexuales

Las relaciones homosexuales consentidas entre varones seguían siendo delito. Las personas LGBTI continuaban sufriendo discriminación, violencia y hostigamiento policial, así como intentos de extorsión por parte de miembros de la ciudadanía. En febrero, el presidente del Parlamento manifestó en los medios de comunicación que la Constitución debía ser modificada para que la homosexualidad fuera considerada completamente ilegal y punible por ley. En julio, él mismo manifestó también en los medios de comunicación que Ghana no despenalizaría la homosexualidad porque eso podría dar lugar a que se legalizaran la zoofilia y el incesto.

  1. Locked up and forgotten: The need to abolish the death penalty in Ghana (ACT 50/6268/2017)

Descarga el Informe 2017/18 de Amnistía Internacional