Arte por Amnistía es una comunidad global de artistas de todas las disciplinas y nacionalidades que comparten la visión de Amnistía Internacional de un mundo en el que todas las personas disfrutan de los derechos humanos.

Abrimos los brazos a quienes tienen una historia que contar, quienes usan las artes plásticas u otras bellas artes, el cine, la literatura, la poesía, la música, la fotografía, el diseño o la performance para expresar lo que significa ser humanos y así arrojar luz sobre la injusticia.

Hoy en día, músicos como Chvrches, John Legend y el rapero de Burkina Faso Smarty (izquierda) se suman a reputadas orquestas sinfónicas, celebridades del mundo del arte contemporáneo, escritores y escritoras sudamericanos, artistas callejeros de Oriente Medio, estrellas de Hollywood y cineastas del Sudeste Asiático: creadores y creadoras de todo el mundo que prestan su voz a las campañas de Amnistía Internacional para poner fin a los abusos contra los derechos humanos.

La banda escocesa Chvrches apoya a Amnistía en una gira con Plus1.

La cantante de música folk, compositora y activista estadounidense Joan Báez desempeñó un papel determinante en la fundación de la oficina de la Sección de Amnistía Internacional de Estados Unidos en la década de 1970.
La emblemática comedia de Monty Python The Secret Policeman’s Ball sigue reportando beneficios a día de hoy
Una serie de conciertos pioneros celebrados durante las décadas de 1980, 1990 y 2000 contaron con la participación de Youssou N’Dour, U2, Miles Davis, The Police, Joni Mitchell, Yoko Ono, Rubén Blades, Lou Reed y Joan Armatrading, entre muchas otras personas; demasiadas para nombrarlas a todas.
En 2004, Yoko Ono regaló los derechos de grabación de versiones de las canciones del álbum de John Lennon “Instant Karma”, de su etapa posterior a los Beatles.
Ai Weiwei muestra presos y presas de conciencia en obras recientes.
Vic Muniz crea y dona sus retratos de niños y niñas víctimas de la pena capital.

Amnistía Internacional ha promovido sistemáticamente la libertad de expresión de los artistas en todo el mundo.

Ha ayudado a captar la atención internacional y conseguir libertad personal para personas como el legendario músico nigeriano Fela Kuti y el grupo ruso de punk Pussy Riot, cuyos gobiernos intentaron silenciar.

Para responder al continuo crecimiento del movimiento de defensores y defensoras de los derechos humanos de Amnistía Internacional en África, Asia y Oceanía, Europa Central y Oriental, América Latina y Oriente Medio, Arte por Amnistía hace una llamada a artistas de la escena global en la era digital.

Arte por Amnistía cuenta con un creciente programa de proyectos y eventos, incluida la máxima distinción de Amnistía Internacional, el Premio Embajador de Conciencia, que brinda reconocimiento a aquellas personas que han mostrado un liderazgo excepcional en la lucha por los derechos humanos a través de su vida y obra.


Abrazamos la creatividad inherente a cada ser humano y celebramos todas las expresiones artísticas que conectan a las personas de todo el mundo que se toman la injusticia como algo personal.

LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN ES UNA CONDICIÓN ESENCIAL DE LOS SERES HUMANOS QUE TODOS DEBERÍAMOS VALORAR, RESPETAR Y PROTEGER.

Ai Weiwei