Declaración de transparencia sobre la Ley de Esclavitud Moderna de Reino Unido

Declaración de transparencia sobre la Ley de Esclavitud Moderna de Reino Unido

Millones de personas son víctimas de la esclavitud moderna en todo el mundo. La complejidad de las actuales cadenas globales de suministro significa que los consumidores y consumidoras contribuyen, a menudo sin darse cuenta, a la explotación de otras personas. La esclavitud moderna es por tanto un desafío urgente, y ese es el motivo por el que Amnistía Internacional trabajó para introducir la transparencia en las disposiciones relativas a las cadenas de suministro de la Ley de Esclavitud Moderna de 2015 de Reino Unido. La Ley exige a las organizaciones que realizan actividades en Reino Unido y tienen una facturación igual o superior a 36 millones de libras esterlinas que informen sobre las medidas que toman para asegurarse de que no hay esclavitud moderna en sus cadenas globales de suministro.

Ésta es una declaración del Secretariado Internacional de Amnistía Internacional sobre su propio cumplimiento de los requisitos establecidos en el artículo 54 de la Ley. En ella se describen las medidas que ha tomado el Secretariado Internacional de Amnistía Internacional para asegurarse de que no hay esclavitud moderna en nuestras cadenas de suministro ni en ninguna parte de nuestra actividad. La declaración sigue el marco prescrito por la coalición de ONG CORE y en cuya elaboración participó Amnistía Internacional, y abarca todas las áreas establecidas en el artículo 54.5 de la Ley.

Descarga aquí nuestra declaración de 2018 (en inglés).

Descarga aquí nuestra declaración de 2017 (en inglés).

Descarga aquí nuestra declaración de 2016 (en inglés).