No se vislumbra un final

Decenas de miles de personas, entre ellas profesionales de la medicina, agentes de policía, docentes de enseñanza obligatoria y universitaria y soldados, han sido etiquetadas de "terroristas" y se les ha retirado de la función pública; ahora se las ven y se las desean para llegar a fin de mes.

Trabajamos por un mundo en el que todas las personas puedan disfrutar de sus derechos humanos.

Amnistía Internacional es un movimiento global integrado por más de 7 millones de personas en más de 150 países y territorios, que actúan para poner fin a los abusos contra los derechos humanos.