Los desalojos forzosos en Chad dejan sin hogar a miles de personas

Desalojo forzoso en Chad.

Desalojo forzoso en Chad.

© Amnistía Internacional


9 September 2009

El gobierno chadiano debe poner fin a los desalojos forzosos que han dejado sin hogar a decenas de miles de personas en la capital del país, Yamena, ha señalado Amnistía Internacional en un informe hecho publico el martes, 8 de septiembre.

En el informe de Amnistía Internacional –titulado Broken Homes, Broken Lives– se analizan imágenes comerciales obtenidas por satélite, contrastadas mediante entrevistas en profundidad e inspecciones sobre el terreno efectuadas en Yamena en mayo de 2009, con objeto de poner de manifiesto la magnitud de los derribos llevados a cabo en la capital de Chad entre enero de 2008 y finales de julio de 2009.

Las demoliciones fueron autorizadas directamente por el presidente de Chad, Idriss Deby Itno, que en febrero de 2008 dictó un decreto que autorizaba la demolición de lo que el texto calificaba de edificios y estructuras construidos de forma ilegal. En muchos casos, los derribos vulneraron las normas internacionales de derechos humanos y la legislación chadiana.

“Las autoridades no consultaron prácticamente a ninguna de las familias que se quedaron sin hogar, las avisaron con muy poca antelación o no las informaron en absoluto, y no les han facilitado alojamiento alternativo ni ningún otro tipo de compensación. Se han registrado escenas desgarradoras al haberse visto muchas de ellas obligadas a vivir entre los escombros de sus antiguas viviendas,” ha manifestado Tawanda Hondora, director adjunto del Programa de Amnistía Internacional para África.

“Las autoridades chadianas deben respetar el Estado de derecho y garantizar el derecho de toda persona a disfrutar de la protección de la ley.”

El gobierno desalojó a algunas familias incumpliendo de manera flagrante órdenes judiciales que prohibían esta medida. En el barrio de Diguel Est, por ejemplo, algunos vecinos que tenían escrituras de propiedad obtuvieron un mandamiento judicial tras acudir a los jueces. Sin embargo, el alcalde de Yamena no respetó la orden y las casas fueron derribadas, lo que provocó que el sindicato de jueces amenazara con iniciar una huelga.

“Estas imágenes reflejan la terrible historia de unas familias cuyas viviendas fueron derribadas como consecuencia del decreto del presidente Deby –ha manifestado Tawanda Hondora–. El ritmo de las demoliciones en Yamena permite imaginar el espantoso grado de sufrimiento experimentado por las víctimas.”

Las imágenes por satélite recogidas en el informe indican que, entre enero de 2008 y enero de 2009, durante alrededor de 385 días, se derribaron más de 3.700 estructuras.

En el marco de su campaña Exige Dignidad, lanzada en mayo de 2009, Amnistía Internacional ha pedido al gobierno chadiano suspenda la práctica de los desalojos en masa hasta que se haya establecido una prohibición inequívoca y efectiva de los desalojos forzosos y un marco jurídico que proteja los derechos humanos.

El gobierno debe garantizar también el acceso de todas las personas afectadas a una vivienda alternativa adecuada, a ayuda de emergencia, a la justicia y a recursos efectivos, incluidas reparaciones.

En dicha campaña, Amnistía Internacional pide a los gobiernos de todo el mundo que adopten todas las medidas necesarias, incluidas políticas y leyes acordes con las normas internacionales de derechos humanos, con el fin de prohibir e impedir los desalojos forzosos.

Chad: Broken homes, broken lives - end forced evictions in Chad

Download:
Index Number: AFR 20/005/2009
Date Published: 8 September 2009
Categories: Chad

This document is also available in:

French:

How you can help

AMNESTY INTERNATIONAL WORLDWIDE