• الحملات

UA 265/90 - Brazil: Extrajudicial execution / death threats: Jose Barros de Oliveira, Raimundo Barros de Oliveira, Martin (Martinho) Murray,

, رقم الوثيقة: AMR 19/018/1990

F1
EXTERNO (Para distribución general)Indice AI: AMR 19/18/90/s
Distr: AU/SC
AU 265/9027 de junio de 1990
Ejecuciones extrajudiciales y amenazas de muerte
BRASIL:José Barros de Oliveira, campesino ocupante de tierras
Raimundo Barros de Oliveira, campesino ocupante de tierras
Martín (Martinho) Murray, sacerdote católico irlandés
===========================================================================
Amnistía Internacional siente preocupación por la seguridad de Raimundo Barros de
Oliveira y del padre Martín Murray (conocido como Martinho) tras recibir informes
de amenazas de muerte dirigidas contra él en el estado de Tocantins. Segun los
informes, un terrateniente local acusado de matar a José, hermano de Raimundo, el
2 de febrero de 1990, ha declarado públicamente que matará a los dos hombres. Al
parecer, el terrateniente ha confesado, en el curso de la investigación criminal,
haber dado muerte a José Barros de Oliveira y se sabe que ha amenazado a otros
ocupantes de tierras. A pesar de ésto, fue puesto en libertad. Según los informes,
ha circulado armado libremente por la localidad. Desde abril, hombres armados,
contratados, según parece, por el terrateniente vienen amenazando a miembros de
la comunidad de Raimundo Barros de Oliveira, en el municipio de Guaraí, en relación
con una disputa por la propiedad de unas tierras en la que el tribunal de apelación
del estado ha dictado sentencia en favor de los campesinos. A pesar de las denuncias
según las cuales el terrateniente y sus empleados han amenazado a miembros de la
comunidad local, las autoridades no parecen haber llevado a cabo ninguna acción
para evitar nuevos ataques.
INFORMACION GENERAL
Amnistía Internacional no toma partido en las disputas por la propiedad de la tierra,
pero siente preocupación por la violencia generalizada vinculada con ellas en Brasil.
En los últimos años centenares de personas, entre las que figuran campesinos,
sindicalistas, abogados y sacerdotes que colaboran con las comunidades campesinas
han muerto a manos de pistoleros contratados, al parecer, por terratenientes locales.
No se practican detenciones ni se inician procesos judiciales, lo cual parece indicar
que las autoridades consienteng`0zH

استعرض التقرير بـ Spanish