Qatar - Informe 2007 Amnistía Internacional

La situation des droits humains : Estado de Qatar

Amnesty International  Rapport 2013


L'entrée
Qatar est maintenant en ligne

Jefe del Estado: Sheij Hamad bin Jalifa al-Thani
Jefe del gobierno: Sheij Abdullah bin Jalifa al-Thani
Pena de muerte: retencionista
Estatuto de la Corte Penal Internacional: no ratificado

Al menos 2.000 personas siguieron privadas de la nacionalidad qatarí. Se permitió abandonar el país a una mujer que había permanecido recluida contra su voluntad en el domicilio familiar desde 2003. Se encontraban condenadas a muerte al menos 21 personas, pero no se recibieron informes sobre ejecuciones.

Abusos en la «guerra contra el terror»

A lo largo del año quedaron en libertad unas 17 personas, entre ellas varios ciudadanos extranjeros, después de permanecer detenidas durante largo tiempo bajo la vigilancia de las fuerzas de seguridad. Algunas llevaban detenidas desde 2005. Al menos otra persona fue juzgada y declarada culpable.

Se recibieron informes según los cuales Fahad al-Mansouri, que llevaba recluido sin cargos ni juicio desde su detención en noviembre de 2005, había sido juzgado por «pertenencia a una organización secreta» y condenado a 10 años de cárcel.

El ciudadano jordano Hamid ?Aladdin Shahadeh quedó en libertad sin cargos en octubre. Según los informes, tras ser detenido en marzo de 2005 había permanecido recluido en la prisión de la Seguridad del Estado situada en la zona industrial de Doha.

Personas presas por motivos políticos

Continuaban encarceladas al menos 31 personas a quienes se había condenado por presunta conspiración para derrocar al gobierno en 1996. Habían sido declaradas culpables en un juicio injusto celebrado en 1999. En ningún momento se investigaron de forma adecuada las denuncias según las cuales habían sido objeto de torturas y malos tratos mientras se encontraban en prisión preventiva. De ellas, 18 seguían condenadas a muerte y al menos otras 13 cumplían penas de cárcel.

Tortura y malos tratos

El Comité de la ONU contra la Tortura examinó en mayo el cumplimiento de la Convención contra la Tortura por parte de Qatar. El Comité acogió positivamente el informe de Qatar, pero expresó su preocupación por que la legislación qatarí no definiera la tortura de acuerdo con las normas internacionales y por que los procedimientos de detención y reclusión aumentaran el peligro de que los sospechosos fueran objeto de torturas, debido sobre todo a la falta de acceso a un abogado o a un médico independiente, o al hecho de que las autoridades no tuvieran la obligación de notificar la detención de una persona a sus familiares.

Privación de la nacionalidad

Las autoridades siguieron negando la nacionalidad qatarí al menos a 2.000 personas, muchas de ellas miembros del grupo de los Al-Ghufran, de la tribu de Al-Murra. Se los había privado formalmente de la nacionalidad qatarí en 2004 y 2005, alegando que eran ciudadanos saudíes, pero ellos negaban esta circunstancia. En marzo, las autoridades anunciaron que estaban revisando estos casos, y al finalizar el año se pensaba que se había restituido la nacionalidad a unas 4.000 personas. Sin embargo, al menos en ciertos casos, las autoridades de Qatar modificaron al parecer las partidas de nacimiento de algunas personas para poder aducir que habían nacido en Arabia Saudí e impedirles así participar en las elecciones qataríes.

Al finalizar el año no se había devuelto al parecer la nacionalidad qatarí a ?Abdullah Hussein ?Ali Ahmed al-Malki, privado de ella poco después de haber criticado a las autoridades qataríes en unas declaraciones difundidas en mayo de 2005 por la cadena de televisión por satélite Al Yazira.

Violencia contra las mujeres

La relatora especial de la ONU sobre la trata de personas, especialmente mujeres y menores de edad, visitó Qatar en noviembre y expresó su preocupación por el número de personas del servicio doméstico que eran objeto de trata. La relatora recomendó que las autoridades qataríes cumplieran las obligaciones internacionales sobre la trata de seres humanos y adoptaran medidas para crear mecanismos que garantizasen la identificación y el tratamiento adecuado de las víctimas de trata.

Hamda Fahad Jassem al-Thani, mujer de la familia gobernante de Qatar que se encontraba recluida a la fuerza en su casa desde noviembre de 2003, sufrió lesiones en junio al tratar de huir. Fue hospitalizada tras la intervención del Comité de Derechos Humanos de Qatar. En octubre se le permitió abandonar Qatar y reunirse con su esposo en Egipto.

Pena de muerte

Seguían condenadas a muerte 18 personas declaradas culpables de haber participado en un intento de golpe de Estado en 1996. En febrero se impusieron otras tres penas de muerte, a dos ciudadanos nepalíes y a un ciudadano indio declarados culpables de asesinato. No se recibieron informes sobre ejecuciones.

Informes y visitas de Amnistía Internacional

Informe

•  Qatar: Información para el Comité contra la Tortura. Mayo de 2006 (Índice AI: MDE 22/002/2006)