Rapport 2013
La situation des droits humains dans le monde

Communiqués de presse

4 juin 2013

Turquía debe poner fin al uso indebido de la fuerza y revelar el número de personas heridas

El número de activistas heridos en toda Turquía como consecuencia de los abusos policiales continuará aumentando mientras las autoridades no ordenen a la policía ajustar sus tácticas a las normas básicas de derechos humanos, ha manifestado Amnistía Internacional hoy.

Por tercer día han continuado celebrándose manifestaciones en ciudades como Ankara, Estambul y Esmirna en medio de un grado sin precedentes de violencia policial contra los participantes en ellas.

Las autoridades no han confirmado el número de personas heridas, pero se cree que son millares, y algunas se encuentran hospitalizadas en estado crítico.
“Tres días después del comienzo de una oleada sin precedente de represión policial de los manifestantes, las autoridades turcas no han mostrado preocupación por lo ocurrido ni han indicado que las tácticas de la policía vayan a cambiar”, ha señalado John Dalhuisen, director del Programa de Amnistía Internacional para Europa y Asia Central.

“Es esencial que las autoridades turcas tomen medidas para detener la violencia policial y apliquen lo aprendido al control de manifestaciones en el futuro. Deben también publicar una lista completa de los heridos en las protestas, explicar la naturaleza de sus lesiones y garantizar que se hace rendir cuentas a los responsables.”

El lunes, la policía continuó aplicando la fuerza contra manifestantes pacíficos, y se recibió información sobre uso excesivo de la fuerza contra centenares de manifestantes en la capital turca, Ankara.

Se espera que el lunes por la tarde tengan lugar manifestaciones aún mayores.

La Asociación Médica Turca ha contado a Amnistía Internacional que en los dos últimos días han sido atendidas en hospitales de todo Estambul hasta 1.500 personas heridas como consecuencia de la respuesta policial a las manifestaciones. Dos de ellas tenían lesiones que ponían en peligro su vida, y cinco continúan en cuidados intensivos por las lesiones sufridas en las manifestaciones celebradas en la ciudad. La información anterior sobre la muerte de al menos dos manifestantes el 1 de junio en Estambul ha resultado infundada.

En Ankara, el número registrado de manifestantes heridos es de al menos 414, 15 de ellos gravedad.

Según información del Colegio de Médicos de Esmirna, en los dos últimos días han ingresado en hospitales del oeste de la ciudad 420 personas heridas.
El Colegio ha indicado que muchas de las lesiones son consecuencia del empleo policial de cañones de agua y botes de gas lacrimógeno contra los manifestantes. El Colegio teme que muchas personas hayan perdido la vista como consecuencia de estas tácticas de la policía.

“No deben utilizarse cañones de agua ni gas lacrimógeno contra manifestantes pacíficos –ha afirmado Dalhuisen–. Nos preocupa en especial el uso de gas lacrimógeno en espacios cerrados, donde representa un gran riesgo para la salud.”

“Las autoridades deben garantizar que, en caso de manifestaciones violentas, la policía interviene sólo en la medida estrictamente necesaria para proteger a las personas y los bienes, conforme a la normas internacionales de derechos humanos. Amnistía Internacional pide también a los manifestantes que no participen en actos violentos.”

La organización insta a las autoridades turcas a que inicien con prontitud investigaciones independientes e imparciales sobre el control policial de las manifestaciones y hagan públicos los resultados.

Index AI : PRE01/262/2013
Région ou pays Europe et Asie centrale
Pays Turquie
Pour plus d'informations, prenez contact avec le Bureau de presse international »

Bureau de presse international

Téléphone : +44 (0) 20 7413 5566
9h30 - 17h00 TU lundi - vendredi
Téléphone : +44 (0) 777 847 2126
24 h / 24
Fax : +44 (0) 20 7413 5835
Bureau de presse international
Peter Benenson House
1 Easton Street
London
WC1X 0DW
Royaume-Uni
Suivez le Bureau de presse international sur Twitter
@amnestypress