Macédoine

La situation des droits humains : Ex República Yugoslava de Macedonia

Amnesty International  Rapport 2013


L'entrée
Macédoine est maintenant en ligne

Jefe del Estado
Gjorge Ivanov
Jefe del gobierno
Nikola Gruevski

Información general

La Comisión Europea volvió a recomendar en octubre que se iniciaran las negociaciones sobre la adhesión de Macedonia a la Unión Europea (UE), pero el Consejo de Ministros de la UE pospuso el inicio de las conversaciones, en parte debido a que continuaba la disputa con Grecia por la denominación del país.

Se deterioraron aún más las relaciones entre la población macedonia y la de etnia albanesa. En febrero, un agente de policía macedonio que estaba fuera de servicio mató a tiros a dos hombres de etnia albanesa en Gostivar. En marzo hubo varios ataques, presuntamente por motivos étnicos, en la localidad de Tetovo y en la capital, Skopie. En mayo, 20 personas de etnia albanesa fueron detenidas en las redadas practicadas tras el asesinato de cinco hombres macedonios en el lago Smilkovci, a las afueras de Skopie. Se acusó a cinco hombres de asesinato y terrorismo. Miles de albaneses protestaron por las detenciones y por el hecho de que las autoridades calificaran a estos hombres de terroristas.

En agosto, la Organización Revolucionaria Nacional Macedonia-Partido Democrático para la Unidad Nacional Macedonia (VMRO-DPMNE), que gobernaba en coalición con el grupo de etnia albanesa Unión Democrática por la Integración, presentó un proyecto de ley para ofrecer reparaciones a los miembros del ejército y la policía de Macedonia (o a sus familiares) que habían combatido y sufrido pérdidas en el conflicto armado de 2001. En octubre, la Unión Democrática por la Integración dio al traste con el examen del proyecto de ley en el Parlamento porque no tenía en cuenta a los combatientes del Ejército de Liberación Nacional, grupo armado que había combatido a las fuerzas gubernamentales.

Arriba

Delitos de derecho internacional

El Tribunal Constitucional rechazó en octubre el recurso presentado por familiares de macedonios presuntamente secuestrados por el Ejército de Liberación Nacional en 2001 contra la legalidad de la interpretación de la Ley de Amnistía de 2002. Basándose en esa interpretación, aprobada por el Parlamento en julio de 2011, la fiscalía había sobreseído cuatro causas por crímenes de guerra –que incluían los cargos relacionados con los secuestros– que el Tribunal Penal Internacional para la ex Yugoslavia había devuelto a Macedonia para su enjuiciamiento en el país.

Arriba

Tortura y otros malos tratos

Continuaron las denuncias de tortura y otros malos tratos policiales, entre ellas las de dos hombres detenidos tras los asesinatos del lago Smilkovci. En mayo, el Defensor del Pueblo, en su función de mecanismo nacional de protección, informó de que las condiciones en las comisarías de policía en 2011 no alcanzaban los niveles mínimos, sobre todo respecto a los menores de edad, y de que los detenidos raras veces tenían acceso a un abogado o un médico. Se recluía a menores en régimen de aislamiento, soportando condiciones inhumanas y “completamente degradantes”. En diciembre, el Comité Europeo para la Prevención de la Tortura informó de que las autoridades apenas habían avanzado en la aplicación de las recomendaciones anteriores, concretamente en la prisión de Idrizovo, donde persistían los malos tratos a manos del personal, la intimidación y la violencia entre internos y las “condiciones absolutamente insatisfactorias” de la población reclusa.

Arriba

Homicidios ilegítimos

En enero, Igor Spasov, miembro de una unidad especial de la policía, fue declarado culpable y condenado a 14 años de prisión por el asesinato de Martin Neskoski, cometido durante un mitin electoral en julio de 2011.

Arriba

Libertad de expresión

De común acuerdo con la Asociación de Periodistas, se redactó un proyecto de ley para despenalizar la difamación. Otros periodistas y trabajadores de medios de comunicación criticaron las propuestas de nuevas sanciones porque en su opinión provocarían autocensura en los medios. La ley preveía multas de hasta 2.000 euros por autor, así como multas adicionales de 10.000 euros para los redactores jefes y de 15.000 euros para los propietarios de los medios de comunicación.

Arriba

Discriminación

El gobierno no reformó la Ley Antidiscriminación de 2010 para que incluyera la protección de las lesbianas, gays, bisexuales, transgénero e intersexuales (LGBTI). Tras los comentarios homófobos hechos en octubre por el ministro de Trabajo y Bienestar Social, se perpetró un ataque contra el Centro de Apoyo a LGBTI, dirigido por una ONG.

Romaníes

Macedonia ejerció hasta julio la presidencia del Decenio de la Inclusión Romaní pero dedicó recursos insuficientes a la aplicación de su propio Plan Nacional de Acción y de la Estrategia Nacional para el Avance de las Mujeres y las Niñas Romaníes.

Arriba

Personas refugiadas, solicitantes de asilo y migrantes

Según el ACNUR, la agencia de la ONU para los Refugiados, 1.087 refugiados continuaban en Macedonia, en su mayoría romaníes y ashkalíes de Kosovo. Al no existir una solución duradera, 30 personas regresaron voluntariamente a Kosovo, y 14, a Serbia.

Sometido a presiones de la UE, el gobierno limitó el derecho a abandonar el país. Los funcionarios de aduanas actuaban casi siempre contra romaníes y personas de etnia albanesa, marcando sus pasaportes para impedirles volver a marcharse si regresaban. Entre enero y octubre, 8.115 ciudadanos macedonios solicitaron asilo en la UE; se ofreció protección a menos del 1 por ciento. Austria y Suiza impusieron un procedimiento acelerado de asilo a los ciudadanos macedonios.

Dentro de Macedonia, 638 personas solicitaron asilo, sin obtenerlo en ningún caso.

Arriba

Seguridad y medidas antiterroristas

En diciembre, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos resolvió por unanimidad que Macedonia era responsable de las violaciones de derechos humanos sufridas por Khaled el Masri, ciudadano alemán que había sido aprehendido por las autoridades macedonias en 2003, recluido en régimen de incomunicación en Macedonia durante 23 días, transferido luego a las autoridades estadounidenses para quedar bajo su custodia y trasladado en avión a Afganistán. El Tribunal consideró que Macedonia era responsable de la detención ilegal de Khaled el Masri, su desaparición forzada, su tortura y otros malos tratos y su traslado desde Macedonia a lugares donde había sido objeto de otras violaciones graves de derechos humanos, así como de no haber llevado a cabo una investigación eficaz. Era la primera vez que el Tribunal dictaba sentencia en la causa de una víctima del programa de entregas dirigido por Estados Unidos.

Arriba