Laos

La situation des droits humains : República Democrática Popular de Laos

Amnesty International  Rapport 2013


L'entrée
Laos est maintenant en ligne

Jefe del Estado
Choummaly Sayasone
Jefe del gobierno
Thongsing Thammavong

Información general

En febrero, el Comité de la ONU para la Eliminación de la Discriminación Racial expresó su preocupación por la falta de acceso internacional a las personas de etnia hmong devueltas contra su voluntad desde Tailandia. En septiembre, Laos ratificó la Convención de la ONU contra la Tortura. En noviembre adoptó la Declaración de Derechos Humanos de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN), pese a la preocupación que suscitaba el hecho de que el documento no se ajustase a las normas internacionales. La pena de muerte seguía siendo preceptiva para algunos delitos relacionados con las drogas; sin embargo, no se hicieron públicas estadísticas oficiales sobre condenas a muerte. Se siguió hostigando a personas de religión cristiana en zonas provinciales, con confiscaciones de bienes, cierres de iglesias, detenciones breves y abjuraciones forzadas.

Arriba

Libertad de expresión

La libertad de expresión siguió sometida a un estricto control, y los medios de comunicación y otros acataron las políticas estatales y aplicaron la autocensura. En enero, el Ministerio de Información, Cultura y Turismo ordenó la suspensión del programa radiofónico de actualidad “Talk of the News” (Hablemos de las noticias), que se emitía en directo con la participación telefónica de los oyentes. El programa era muy popular y los oyentes llamaban para quejarse de las apropiaciones de tierras y de la corrupción.

  • Los presos de conciencia Thongpaseuth Keuakoun, Bouavanh Chanhmanivong y Seng-Aloun Phengphanh continuaron encarcelados a pesar de que las autoridades habían declarado en septiembre de 2011 que iban a poner en libertad a dos de ellos. Los tres llevaban en prisión desde octubre de 1999 por intentar organizar una protesta pacífica.
  • A Thao Moua y Pa Fue Khang, ambos de etnia hmong, les descontaron nueve meses de sus respectivas condenas a 12 y 15 años de prisión. Habían sido detenidos en 2003 por ayudar a dos periodistas extranjeros a recopilar información sobre grupos de personas de etnia hmong que se ocultaban en la selva.
Arriba

Conflictos de tierras

En medio de la preocupación por el aumento de los conflictos de tierras, en junio las autoridades anunciaron que durante cuatro años no habría nuevas inversiones en minería ni concesiones para plantaciones de caucho por motivos medioambientales y sociales. Los proyectos de desarrollo en gran escala que invadían las tierras de los lugareños afectaron a sus medios de vida y, según se supo, no se ofrecieron compensaciones adecuadas por ello.

  • En junio fueron detenidos ocho hombres del pueblo de Ban Yeup, en el distrito de Thateng de la provincia de Sekong, por acudir a las autoridades en relación con un conflicto de tierras con una empresa vietnamita. La empresa había recibido una concesión de caucho en 2006 que afectaba al pueblo. Todos ellos quedaron en libertad a los pocos días, salvo uno que permaneció detenido aproximadamente dos semanas y que, según la información recibida, sufrió malos tratos durante ese tiempo.
Arriba

Desapariciones forzadas

El 15 de diciembre, Sombath Somphone, respetado miembro de la sociedad civil y muy conocido por su labor de promoción de la educación y el desarrollo sostenible, fue introducido en una camioneta por desconocidos después de que la policía lo obligara a detenerse en un control en la capital, Vientián. En octubre había ayudado a organizar en Vientián el Foro de los Pueblos Asia-Europa.

Arriba