Rapport 2013
La situation des droits humains dans le monde

Communiqués de presse

25 juillet 2012

Tratado sobre el Comercio de Armas: EE. UU. tiene en su mano cerrar lagunas en los últimos días de una negociación decisiva

El gobierno estadounidense puede jugar un papel fundamental durante los últimos días de negociación en torno al Tratado sobre el Comercio de Armas (TCA), con vistas a cerrar las importantes lagunas que afectan a las transferencias internacionales de armas y establecer un reglamento sólido que las regule, ha dicho hoy Amnistía Internacional.

Tras tres semanas de conversaciones en la sede neoyorquina de la ONU encaminadas a forjar un acuerdo, el martes se publicó un borrador del texto del tratado. Dan comienzo ahora tres días de intensas negociaciones intergubernamentales que deberán desembocar el viernes en un acuerdo.

El borrador presenta importantes lagunas: las municiones no quedan sujetas a estrictos controles decisorios; varios tipos de armas, municiones y equipos relacionados no están incluidos en el acuerdo; por fin, el tratado solo es de aplicación en el ámbito del comercio internacional de armas convencionales y no en todas las transferencias internacionales, como los regalos y las ayudas.

El actual borrador incluye las armas pequeñas y ligeras y un reglamento para impedir que las transferencias de armas sirvan para cometer crímenes contra la humanidad, crímenes de guerra y violaciones graves de los derechos humanos.

"Aún hay tiempo para fortalecer la protección de los derechos humanos y poner fin a importantes lagunas en el borrador del tratado, como la necesidad evidente de que este cubra municiones de cualquier tipo y todas las transferencias internacionales, no solo el comercio”, ha declarado Brian Wood, responsable de la campaña Armas bajo Control y Derechos Humanos de Amnistía Internacional. “La letra pequeña es traicionera, y si los reglamentos no se refuerzan y no acabamos con dichas lagunas, estas podrían aprovecharse para suministrar armas a quienes tienen intención de utilizarlas para perpetrar violaciones graves de los derechos humanos, tal y como el mundo está atestiguando en Siria.”

El que el tratado dé una cobertura más exhaustiva de armas, municiones y equipos y se refuercen los reglamentos para proteger los derechos humanos depende en gran medida de las decisiones que el gobierno estadounidense tome los próximos días. Estados Unidos es el primer exportador de armas del mundo.

“El presidente Obama debe tomar una decisión crucial. Le pedimos que lo haga antes del viernes. De la Casa Blanca depende que podamos aprovechar esta oportunidad histórica para proteger los derechos humanos”, ha manifestado Wood.

“Instamos a la significativa mayoría de gobiernos que quieren un TCA sólido a que mantengan una postura firme y dejen claro a los Estados Unidos que esas lagunas son inaceptables.”

El aspecto más frágil del presente borrador tiene que ver con la ausencia de algunos tipos de armas, municiones y equipos utilizados para perpetrar crímenes de guerra y violaciones graves de los derechos humanos, y que deberían quedar cubiertos por el tratado.

Si este aspecto no se modifica en el tratado final, quedaría excluida una amplia gama de artículos letales o peligrosos, como el gas lacrimógeno, la artillería de pequeño calibre, vehículos aéreos no tripulados, ciertas aeronaves y helicópteros militares o algunos tipos de vehículos acorazados y antidisturbios.

Algunas transferencias de armas internacionales, como las transferencias de Estado a Estado y los regalos, no quedarían cubiertas con el actual borrador. De ese modo dejarían de estar sometidos al tratado parte importante de los suministros de armas en todo el mundo.

Otros elementos fundamentales que deben incluirse en los próximos días para alcanzar un tratado sólido son la aplicación de medidas que penalicen cualquier incumplimiento del tratado, la aplicación de un control más estricto sobre el corretaje de armas y el mantenimiento de registros durante al menos 20 años.

El borrador presenta un conjunto de disposiciones relativamente sólido. Entre ellas figuran reglas que exigen a los gobiernos llevar a cabo una rigurosa evaluación de riesgos antes de decidir si puede realizarse una transferencia de armas. Si existe riesgo sustancial de que las armas se utilicen para perpetrar violaciones graves de los derechos humanos, la transferencia “no tendrá lugar”, aun después de que se tomen medidas atenuantes.

Es de esperar que gobiernos escépticos como los de Siria, Irán, Corea del Norte, Cuba e incluso los de Rusia y China, traten de atacar estas medidas preliminares si la mayoría de Estados participantes en las negociaciones no se mantienen firmes e insisten en que Estados Unidos propugne una política sólida de protección de los derechos humanos.

Los gobiernos tratarán de alcanzar un acuerdo en negociaciones que previsiblemente se prolongarán hasta altas horas de la madrugada durante los próximos días.

Index AI : PRE01/364/2012
Région ou pays
Pays
Pour plus d'informations, prenez contact avec le Bureau de presse international »

Bureau de presse international

Téléphone : +44 (0) 20 7413 5566
9h30 - 17h00 TU lundi - vendredi
Téléphone : +44 (0) 777 847 2126
24 h / 24
Fax : +44 (0) 20 7413 5835
Bureau de presse international
Peter Benenson House
1 Easton Street
London
WC1X 0DW
Royaume-Uni
Suivez le Bureau de presse international sur Twitter
@amnestypress